Definición de solidificación – Qué es, Significado y Concepto

Solidificación y la proceso y el resultado de la solidificación (hágalo un líquido sólido). Por tanto, la solidificación se puede definir como un proceso físico que implica un cambio de estado de a tema.

Este cambio de estado puede ser causado por la compresión de la materia en cuestión o para uno bajo del temperatura. Estos factores hacen que el líquido sea sólido. Cuando un material se deshidrata y se endurece, también se llama solidificación.

Cabe destacar que el proceso inverso en la solidificación es el fusión: en este caso, un material que se encuentra en estado sólido sufre un proceso de transformación física y se convierte en líquido.

Helante

La solidificación del agua se conoce como congelación.

Punto de solidificación

El término solidificación también aparece en el concepto punto de solidificación (También conocido como Punto de congelación). En ese caso es la temperatura necesaria para que un determinado líquido se transforme en sólido si al mismo tiempo está sometido a una determinada presión.

Para un líquido que no se ha mezclado (es decir, para puro), el punto de solidificación es igual al punto de fusión, y por tanto puede decirse que es la temperatura a la que esta sustancia se encuentra en equilibrio.

Helante

El ejemplo más común de solidificación es congelante desde agua. Cuando una persona pone agua líquida en un cubo (también llamada congelar) y llevarlo al congelador (congelador), lo hace con el objetivo de obtener la solidificación del agua. La disminución de la temperatura que implica estar en el congelador hace que el agua líquida se solidifique y se convierta en hielo. Estos cubitos de hielo se utilizan después para enfriar bebidas.

Llevar el agua al punto de solidificación, que no es superior a 0 ºC, hace que se enfríe en el estado sólido, que se espera de una materia líquida, pero también hace algo inusual en comparación con otros elementos del mismo grupo: su volumen aumenta. La mayoría de los líquidos experimentan una pérdida de volumen cuando se congela, pero cada vez que ponemos el agua en el congelador y la sacamos en forma de hielo podemos ver que al final del proceso ocupa más espacio que al principio.

Mucha gente ha experimentado el estallido de una botella de cristal tras dejarla unas horas en el congelador llena de agua, y eso no tiene nada que ver con el material sino con la propiedad que acaba de exponer.

Cerámica

Con el agua se puede dar forma a la arcilla y después, cuando se seca, se solidifica.

La solidificación del magma

Otro ejemplo de solidificación puede verse en una de las creaciones más sorprendentes de la naturaleza: el volcanes, más precisamente con magma. Se trata de una mezcla compleja que combina sustancias en tres estados posibles, es decir, sólido, gaseoso y líquido, y la temperatura está entre 700 y 1200 ºC. A través de la solidificación del magma, el rocas ígneas (o magmática).

Como el magma pertenece al grupo de los materiales fundidos, su volumen y densidad son mayores que los de los moles. rocas carcasa (los que rodean a las masas de roca ígnea). Sus componentes más abundantes incluyen silicio, oxígeno, aluminio, hierro, calcio, sodio, magnesio y potasio.

Otros ejemplos

También podemos encontrar uno ejemplo de solidificación cuando trabaja con un artesano arcilla. Este material, en contacto con el agua, se vuelve moldeable. De esta forma es posible darlo de diferentes maneras. Cuando la arcilla se seca, solidifica: es decir, se endurece y se endurece.

Podemos encontrar otros casos de solidificación en algunos procesos industriales con los que se realizan metales. Es habitual que un metal esté sometido a una temperatura elevada para que pueda fundirse y darle forma. Entonces, a medida que disminuye la temperatura, se desarrolla la solidificación del metal.

Deja un comentario