Definición de sistema óseo – Qué es, Significado y Concepto

Uno sistema es un conjunto de elementos que desarrollan interacciones y permanecen interconectados entre sí. En cuanto al término huesopodemos decir que hace referencia a lo que se relaciona hueso (las estructuras rígidas que forman el esqueleto de los animales vertebrados).

La noción de sistema óseopor tanto, hace referencia al conjunto de hueso que forman el esqueleto. Los humanos tenemos un sistema óseo formado por 206 huesos que crecen y se desarrollan en la infancia y la adolescencia. Gracias a estos huesos, la gente puede pararse y moverse.

Ser humano

El sistema óseo protege a los órganos y permite la locomoción humana.

Función del sistema óseo

La función de un sistema óseo, por tanto, es soportar el cuerpo, permiten la locomoción y protegen a los órganos. Los huesos que forman el sistema están unidos articulaciones y están formados por una clase de células conocidas como osteocitos. El cartílagoa su vez, permiten que los huesos no se unan.

En el caso de los humanos, es habitual que el sistema óseo se divida en dos áreas de estudio: esqueleto axial (formado a partir de los huesos situados en la eje y que son los responsables de soportar el peso corporal y proteger los órganos) y el esqueleto apendicular (los otros huesos).

Todos mamífero Tener un sistema óseo interno; es decir con a endosqueleto. Los huesos de estas especias se encuentran dentro del cuerpo. Los artrópodos, en cambio, tienen un sistema óseo externo o exoesqueleto: sus partes duras son externas al cuerpo y protegen a los órganos que hay en el interior del cuerpo.

Cuerpo

El sistema óseo puede verse afectado por diversas enfermedades.

Enfermedades y dolencias que pueden afectarte

Si bien el sistema óseo es fuerte y resistente, y de hecho lo consideramos la parte de nuestro cuerpo que nos mantiene de pie y la más difícil de dañar, también es un tejido vivo, además de la piel, por lo que es susceptible de sufrir enfermedades. que afectan tanto a tu cuerpo. fisiología como su anatomía. Sólo hace falta un problema que afecte a la rapidez con la que se regeneran las células óseas, su crecimiento o rigidez, entre otras propiedades, para que su funcionalidad se vea comprometida.

Desgraciadamente, hay muchas enfermedades que pueden afectar al sistema óseo humano. Uno de los más comunes es el osteoporosis, que provoca un aumento de la tasa de pérdida ósea en lo que respecta a la regeneración. Esto comporta una reducción de densidadcuya consecuencia es el debilitamiento de los huesos.

Esta enfermedad afecta principalmente a la gente mayor, especialmente a las mujeres que se encuentran en la etapa de la menopausia. Dada la pérdida de densidad y más bien en los huesos, la flacidez debido a pequeños golpes y caídas se vuelve muy frecuente, lo que no afectaría en nada a un individuo joven y sano. La cadera, la columna vertebral y la muñeca son las áreas de mayor preocupación.

Para tratar la osteoporosis, suelen darse ciertos fármacos para fortalecer los huesos. Sin embargo, como en casi todos los casos, es mejor prevenir su aparición, por eso debemos llevar una vida saludable durante nuestra juventud, consumiendo vitamina D y calcio, además de hacer ejercicio para conseguir la vejez con un sistema óseo fuerte.

Cáncer de hueso

Por otra parte, el cáncer de hueso es una de las enfermedades menos frecuentes en este contexto, puesto que ni siquiera se encuentra entre los veinte primeros. Sin embargo, al ser uno de los peores cánceres, los médicos intentan detectarlo a tiempo para empezar el tratamiento lo antes posible.

En la mayoría de los casos, se desconoce la causa molestopero algunos se dan por herencia.

Deja un comentario