Definición de silogismo – Qué es, Significado y Concepto

Se conoce como silogismo a un argumento que consta de tres proposiciones; lo último es lo que siempre se deduce de los anteriores. La palabra proviene del concepto latino sillogo que, a su vez, tiene su origen en una palabra griega.

Cabe destacar que el padre del silogismo es el gran pensador y filósofo griego Aristóteles. Por tanto, fue el primero en utilizar este término basando o estableciendo lo que se conoce como procesos aristotélicos. Concretamente, bajo este nombre existen una serie de términos que confluyen y dan lugar a la llamada lógica.

Para estos autores, más precisamente, estos términos no son más que la unión de un sujeto y un predicado. Todo esto se puede ver y estudiar a través de algunas de las obras más importantes, entre ellas, por ejemplo, Primer análisis o La Organona que es un compendio de algunas de sus mejores obras.

Silogismo Se puede considerar una modalidad de razonamiento deductivodonde hay dos de las proposiciones locales y el resto funciona como conclusión. El silogismo es un tema en el que, a partir de un antecedente que compara dos conceptos con un tercero, permite deducir o deducir una consecuencia.

En otras palabras, puede decirse que el modelo de silogismo consta de tres proposiciones que incluyen una plazo medio (que es común a ambas premisas y excluido en la conclusión) y dos extremos. Uno de los ejemplos más comunes es:

«Todos los seres humanos somos mortales»
«Aristóteles es un ser humano»
«Por tanto, Aristóteles es mortal».

Hay que tener en cuenta que un silogismo no siempre lleva a verdaderas conclusiones, más allá de una forma válida de razonamiento. Por ejemplo:

«Todos los perros eran cachorros»
«Snoopy es un perro»
«Así que Snoopy era un cachorro»

Aunque el silogismo es lógicamente válido, la conclusión es falsa, puesto que Snoopy es un perro de ficción y nunca ha sido un cachorro.

Hay que tener en cuenta que los silogismos asumen que nunca puede extraerse una conclusión a partir de dos premisas negativas. Por otra parte, no puede extraerse ninguna conclusión negativa de dos premisas afirmativas.

El tipos de silogismo se pueden clasificar en cuatro figuras distintas con tres términos, por un total de 256 tipos de silogismo: sólo 19 son legítimos.

Entre los diferentes tipos de silogismos existentes, podemos destacar tres. El primero es el llamado silogismo compuesto que se caracteriza por el hecho de que la premisa mayor es una proposición compuesta y porque la premisa menor afirma o niega una parte de la primera.

El segundo tipo se conoce como silogismo condicional. Como su nombre indica, afirma que la premisa mayor es una cláusula de clase condicional y la premisa más pequeña es categórica. Del mismo modo hay que subrayar que en esto existe un antecedente y después un consecuente.

El tercer tipo de silogismo es el llamado disyuntivo. En este caso concreto, la premisa mayor es disyuntiva y la menor es afirmar o negar una de las alternativas propuestas. Un ejemplo sería: o dos es un número par o es un número impar. Dos es un número par, así que no es impar.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario