Definición de selfie – Qué es, Significado y Concepto

selfie selfie es un término inglés utilizado como sinónimo de selfie o auto-retrato. Es un práctica que tiene más de un siglo de antigüedad, pero que ha ganado una gran popularidad en Siglo XXI gracias a las nuevas tecnologías y redes sociales.

Una selfie consiste en hazte una foto. De esta forma, la persona alarga el brazo y dispara la cámara apuntándola hacia la cara o el cuerpo. Otra opción es apuntar la cámara hacia un espejo para que su Imagen quedar atrapado en el reflejo.

En el siglo diecinueveya estaba gente que realizaron daguerrotipos de ellos mismos Más tarde comenzó la práctica de hacer selfies con el cámaras de cajones, generalmente apoyado por un trípode. Después, con el cámaras de manola práctica se extendió.

Sin embargo, el auge de los selfies ha sido desde entonces 2000. Con el cámaras digitales y la teléfonos móviles (móvil) que le permiten hacer y ver fotos sobre la marcha, sin demasiadas limitaciones de almacenamiento y eliminando la necesidad de revelar imágenes, millones de personas han empezado a hacer selfies.

A las cámaras digitales, cada vez más populares, se ha sumado el desarrollo de Redes sociales a Internet. A través de estas plataformas, los usuarios comparten fotografías con otras personas. Así, se ha vuelto habitual que un individuo se haga una selfie y después la publique en una red social. De esta forma puedes demostrar que te estás divirtiendo vacaciones en la playa, almuerzo en un restaurante o haber jugado al tenis, sólo por citar algunas posibilidades.

Aunque está alrededor una acción aparentemente espontánea sin técnicala realidad es que el selfie se ha convertido en una de las vías fundamentales de comunicación gráfica en los últimos tiempos, por eso hay muchas más. contenido de lo que podemos ver a simple vista.

selfieEn primer lugar, el sitio y la situación que una persona decide ocupar no suele ser aleatoria, sino que forma parte del mensaje que está intentando enviar, que también depende del contexto en el que se quiere publicar la fotografía.

Irónicamente, el propósito principal de la selfie es comunicarse con un gran número de personas incluso si deja atrás el hábito tan normal en el pasado pedir a un desconocido que se tome una foto con la cámara. Esta contradicción es visible en la mayoría de tendencias y productos populares del siglo XXI, encabezados por las redes sociales, una auténtica contradicción en sí misma.

Teniendo en cuenta que el vanidad forma parte de nuestra naturaleza, aunque en algunos sea mucho más pronunciado que en otros, no se puede negar que la mayoría de la gente utiliza el selfie como medio para mostrar a sus contactos cuántos progresos han realizado en el gimnasio, como original su último peinado o la cara televisión de alta definición que «accidentalmente» aparece en el fondo. Internet nos invita a exponernos, a valorar el material por encima del intelectual, y este tipo de fotografía es la forma ideal de dar el primer paso hacia esta forma de vida artificial y bidimensional.

Uno de los aspectos más fascinantes —aunque no sea positivo— de la selfie es que ha conseguido hechizar a la gente hasta el punto de que muchos no dudan en hacerse una foto incluso para completar su perfil en el puesto de trabajo: cuando vemos que una persona se llama periodista a causa de Pitando pero su foto de perfil lo muestra tumbado en cama y sin camisa, entendemos que nuestra especie está seriamente perdida.

Deja un comentario