Definición de satélite – Qué es, Significado y Concepto

El concepto de satéliteque deriva del latín satélitesse puede utilizar para nombrar dos objetos astronómicos de características muy distintas.

Satélite Puede ser, por un lado, en tan celestial que se describe como opaco, puesto que sólo puede brillar cuando refleja la luz del sol. Estos satélites tienen la distinción de girar en torno a un planeta.

En cambio, podemos hablar de ello satélites artificiales. En este caso, se trata de aparatos que rastrean órbitas alrededor de nuestro planeta o de otro y cuyo objetivo es mover equipos que permitan la recogida y la retransmisión. información.

En el caso de los satélites artificiales, podemos establecer que existen de diferentes tipos en función de las misiones o zonas en las que operan. De este modo, por ejemplo, podemos hablar de los llamados satélites de comunicaciones que básicamente sirven para comportarse como antenas en aquellas zonas poco desarrolladas o muy grandes.

En este sentido, cabe destacar que Telstar 1 es el primero de estas características que se puso en órbita en 1962. Además, cabe destacar que este tipo de satélite se utiliza, entre otros, para poder llevar a cabo la emisión de señales de televisión.

Otro tipo de satélites artificiales son los llamados satélites meteorológicos que, como su nombre indica, sirven para conocer y estudiar tanto el clima de nuestro planeta como el tiempo. Así, gracias a ellos se puede ver nubes, contaminación o incluso la evolución de lo que es la capa de ozono en la Antártida.

Y a estos dos tipos de satélites artificiales es inevitable añadir un tercero. En concreto, nos referimos a los conocidos como satélites espía que se utilizan principalmente en la industria militar o de inteligencia. Y es que éstas permiten obtener información secreta y muy importante en tareas de comunicación y observación, puesto que pueden ser la intercepción de señales en el campo de ataque.

Es importante tener en cuenta que el Tierra tiene un solo satélite natural: el luna, que tiene un diámetro de 3.476 kilómetros y se encuentra a 384.400 kilómetros de nuestro planeta. Los satélites naturales de cualquier planeta, por extensión, a menudo se llaman lunas.

Aunque, en general, hablemos de ello planeta primario (en este caso el Tierra) y el satélite que orbita a su alrededor (el luna), hay casos en los que el planeta y el satélite tienen masas similares. Ante esto, los especialistas hablan sistemas binarios. Esto ocurre con Plutón y el satélite llamado Caronte.

Los satélites de la sistema solar se puede clasificar en satélites coorbitales (si se mueven en la misma órbita), satélites de asteroides (se encuentra alrededor de los asteroides), satélites de pastor (permitir que los anillos se mantengan en su sitio) o Satélites troyanos (un determinado planeta y un determinado satélite tienen además otros satélites en algunos Puntos de Lagrange).

En cuanto a la satélites artificiales, se podría decir que se trata de naves enviadas al espacio por medio de un vehículo de lanzamiento. Cuando cumplen su función, pueden permanecer en órbita y convertirse en desechos espaciales.

Por último, en general, un satélite es un humano o algo encontrado bajo la influencia de otro o quien depende directamente.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario