Definición de resorción – Qué es, Significado y Concepto

Reabsorción Reabsorción y la acción y el resultado de la reabsorción. Esto verboque proviene de la palabra latina reabsorberhace referencia a uno u otro que recibe un líquido que antes salía de su estructura.

Para el medicamentola reabsorción consiste en absorción parcial o total de un producto patológico o normal que se recoge a través del torrente linfático o sanguíneo. Se llama reabsorción ósea al procedimiento que lleva la sangre a recoger el tejido óseo que eliminan las llamadas células osteoclastos.

Estas células se adhieren al tejido óseo y lo destruyen mientras lo desmineralizan. Así, el tejido eliminado pasa a la sangre. En definitiva, la reabsorción ósea es un problema para el cuerpo, puesto que debilita a los huesos.

El falta de actividad física y dolencias como artritis puede provocar reabsorción ósea. Hay que tener en cuenta que mientras los osteoclastos destruyen el tejido óseo, osteoblastos ayudan a su recomposición. Esto significa que cuando se produce la reabsorción ósea, la destrucción generada por los osteoclastos es mayor que la regeneración impulsada por los osteoblastos.

Uno de los lugares donde el resultado de la reabsorción se puede observar con mayor facilidad hueso es la cara, más concretamente la zona de la mandíbula. Cuando una persona pierde los dientes, ya sea por accidente o por causas naturales, el hueso que la mantiene pegada a la mandíbula, que se llama los alveolares inicia un proceso de reabsorción, puesto que no puede seguir ejerciendo la función.

El hueso alveolar es distinto a los demás del esqueleto humano, principalmente por su capacidad de sufrir modificaciones como las descritas en el párrafo anterior. Además de la pérdida de dientes, la reabsorción en este caso puede deberse a una de las siguientes causas: trauma; erosión de la mucosa; envejecimiento del cuerpo; osteoporosis; enfermedad periodontal, gingivitis o periodontitis.

ReabsorciónEn ausencia de piezas dentales, la forma más rápida y segura de evitar la reabsorción ósea es aplicar implantes. Aunque algunas personas prefieren optar por puentes y prótesis removibles, es importante tener en cuenta que esto requiere la eliminación de dos o más dientes y que las prótesis deben sustituirse con regularidad; como si fuera poco, ni siquiera impiden que avanza el proceso de reabsorción. La implantación parece ser el método más eficaz, puesto que incluye la sustitución de las raíces, con el beneficio añadido de la prevención dientes movimiento natural.

El paso del tiempo puede ser crucial en el caso de la reabsorción de cálculos alveolares. En los primeros 3 años más o menos, después de la pérdida de las piezas dentales, la pérdida de grosor y altura puede llegar a un 60%después de todo esto el ritmo disminuye considerablemente, hasta llegar a un 1% por año.

Si los implantes no se introducen temprano, la medicina moderna ofrece la posibilidad de hacerlo injertos óseospara compensar la disminución que el hueso alveolar sufría volumen. Sin embargo, cuando la distancia entre la pérdida del diente y el implante es considerable, el procedimiento puede ser muy complejo, ya que el desgaste no sólo implica una diferencia de altura sino también de profundidad (la mandíbula parece encogerse y alargarse se, dando la sensación de que la barbilla está retraída).

Más allá del enfermedades o cancelar ejercicioel proceso de reabsorción ósea también está vinculado nivel de calcio existente en el cuerpo. Cuando se reduce el nivel de calcio, se estimula la secreción de una hormona, que a su vez favorece el desarrollo y acción de los osteoclastos, que mediante la reabsorción liberan el calcio presente en el tejido óseo. Por eso, consumir alimentos ricos en calcio, como leche, queso y frutos secos, es bueno para los huesos.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario