Definición de reprimenda – Qué es, Significado y Concepto

Retraer es un término que tiene su origen etimológico en la lengua latina. Concretamente, deriva del verbo «reprimir», que es el resultado de la suma de dos partes claramente diferenciadas: el prefijo «re-«, que se puede traducir como «atrás» o «atrás», y el verbo «to prensa», que es sinónimo de «pulsar» o «oprimir».

El concepto se utiliza para nombrar riñones, desafío o riñón que se hace con vehemencia.

Retraer Por ejemplo: «La mujer increpó a su hijo después de que el adolescente huyera de la escuela», «Varias fuentes aseguran que en la reunión del pasado martes hubo una fuerte reprimenda del presidente contra los ministros»., «Por su actitud, el jugador se ha merecido un reproche público por parte del técnico».

La reprimenda suele ser una Respuesta o uno reacción alguien frente a la culpa de otra persona. Supongamos que un alumno siempre habla en clase, aunque el profesor pida silencio. Ante esta desobediencia, la maestra riñe al niño.

En este caso concreto, la profesora puede optar por manifestar públicamente su desacuerdo con lo que se acaba de hacer, por sancionar su conducta o, directamente, por abrir declaración y expulsarla de la clase, en los casos en que la situación ha sido grave.

Por lo general, los padres son los que más se les culpa por el comportamiento, comentarios o actitudes de sus hijos. En estos casos, se establece que lo fundamental para conseguirlos es seguir los siguientes pasos:
-No recurrir a la violencia, verbal o física.
– Apostar que la reprimenda es constructiva, es decir, que les ayuda a aprender qué no deben hacer.
-En ningún caso los adultos deben insultar a sus hijos.
-Por supuesto que también hay que evitar las comparaciones con otros niños, es decir, los padres no deben decir a los que se han portado mal que, por el contrario, sus hermanos lo hacen todo bien.
-Hay que explicarles el motivo del reproche, que debe ser claro, firme y directo. Es decir, no es necesario utilizar palabras o vocabulario complicados que los niños no entiendan.

En algunos casos, el reproche es un comentario público que pueden ser abstractos o incluso no tener un destinatario definido o claro. El director técnico de un equipo de fútbol puede increpar a sus jugadores frente a la prensa, diciendo a los periodistas que si el equipo no muestra otra actitud, dimitirá.

También se puede decir que el mercado le reprocha agencia cuando sus acciones en la bolsa caen en picado. En este caso, la idea de mercado es más bien abstracto, ya que no identifica a los actores que realmente actúan para hacer perder valor en las acciones de la empresa, ni menciona los motivos que han provocado esta caída.

Por último, un reproche puede ser sanciónuno Mucho u otro castigo formal: «La retirada de la federación internacional costó al piloto brasileño 25 mil euros para su equipo».

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario