Definición de refinanciamiento – Qué es, Significado y Concepto

Refinanciación es un término que no está incluido en el diccionario Real Academia Española (RAE). El concepto proviene financiacióncuál es la acción y el resultado Finanzas (Resolver un gasto, otorgar el capital necesario para algo). Este verbo, a la vez, podemos establecer que deriva del francés “financiero”, que se puede traducir por “pagar una deuda” y que deriva del latín, precisamente, de “fines”, que es sinónimo. con “final”.

Refinanciación Conocer el significado de financiación y financiación, y desde la inclusión de la prefijo ref-podemos decir que la refinanciación consiste en refinanciar. La noción suele utilizarse específicamente cuando introducir cambios en las condiciones de un préstamo ya concedido.

Lo más común es que la refinanciación consta de un reducción de la cuota pagada y en uno recorte de tipos de interéspermitir que el deudor pague préstamo durante un período más largo. El objetivo es ajustar la devolución del préstamo a los ingresos reales de la persona que debe pagar la deuda para que no tenga precio.

El deudor, por tanto, pide la refinanciación cuando tenga que pagar menos en cada plazo o cuando quiera recortar los intereses que pagará al final del plazo. crédito. Para el prestamista, aceptar la refinanciación es una manera de facilitar el pago del préstamo al prestatario reduciendo el riesgo de insolvencia. Es decir: el acreedor se compromete a recibir menos dinero de los pactados en el préstamo inicial puesto que prefiere asegurar estos ingresos y no que el deudor deje de pagar.

En algunos casos, la refinanciación también incluye un período de gracia en que el deudor no esté obligado a pagar la cuota de la deuda, para poder disponer del Finanzas o generar recursos.

En el ámbito de las hipotecas, hablamos más a menudo de refinanciación. En particular, se establece que las personas que tienen un préstamo hipotecario deberían considerar seriamente la refinanciación por varios motivos graves:

-Ajustar la duración de dicho préstamo, tanto para aumentarlo como para reducirlo.

– Reducir el tipo de interés.

– Pasar de un tipo de interés variable a un fijo.

-Conseguir lo que sería efectivo del patrimonio incorporado a lo que es la propia casa.

-Conseguir una mejor tarifa variable, con términos y plazos mucho más adecuados y favorables.

Sin embargo, los expertos del sector coinciden en que, antes de solicitar la refinanciación, es necesario analizar bien la situación. Para ello es necesario estudiar detenidamente el momento, el crédito del préstamo que tiene, el momento en que está viviendo el mercado y, por supuesto, hacerlo de la mano de profesionales y consultores formados y cualificados.

Asimismo, se establece que cuando se quiera acudir al banco para solicitar una refinanciación de dicho crédito, debe hacerse aportando tanto los motivos que le han llevado a solicitarlo como un plan específico, en el que quede claro cómo tienes la intención de hacerlo – él ante el pago y el objetivo que se ha marcado.

Deja un comentario