Definición de rayos alfa – Qué es, Significado y Concepto

Lo primero que haremos antes de entrar de lleno en la constatación del significado del término rayos alfa es conocer el origen etimológico de las dos palabras que le dan forma. Así que debes saber esto:

-La palabra chorro proviene del latín, precisamente de chorro, que se utilizaba con dos significados: vara y chorro.

-La palabra alfa, en cambio, viene del griego. Podemos determinar exactamente qué emana del alfa, que es el nombre de la primera letra del alfabeto de esa lengua.

Hay varias clases de rayos (líneas de energía que se originan en un punto y se propagan en una dirección determinada). Podemos hablar, si procede, de rayos de luz, radiografía, rayos gamma o rayos infrarrojos, por citar algunas posibilidades. Hoy nos centraremos rayos alfa.

rayos alfa El término se utiliza por extensión para nombrar el comienzo de algo. Se conoce como partícula alfa en el núcleo completamente ionizado por helioque se origina a partir de determinadas reacciones nucleares o desintegraciones.

Estos núcleos están formados por dos neutrones y dos protones: por tanto tienen n electrones envuélvelos. Debido a esta característica, las partículas alfa tienen una masa de 4 uno y carga positiva.

Los rayos alfa constituyen el radiación esta clase de partículas. A diferencia de otros rayos mencionados anteriormente, tienen una capacidad de penetración muy baja desde sus también y su carga les lleva a participar en interacciones con otras moléculas.

Esto significa que algunas cartas pueden bloquear los rayos alfa y no pueden pasar piel. Ante este bajo poder de penetración, los rayos alfa son poco peligrosos: sin embargo, esta situación cambia si las partículas responsables de la emisión radioactiva ya se encuentran en el interior del cuerpo.

Detección de humo y suministro de energía baterías y varios equipos son algunos de los usos de los rayos alfa.

Además de todo lo anterior, vale la pena conocer otros datos interesantes sobre los rayos alfa, entre los que destacan:

-Como norma general, se encuentran en el centro de la escena y aparecen tanto en lo que es una reacción nuclear como en los procesos de desintegración radioactiva de los núcleos, en los que se transmutan en otros elementos que tienen la particularidad de ser mucho más ligeros.

-La esencia, la funcionalidad y la existencia de estos rayos se demostró científicamente a principios del siglo XX. En particular, se considera que el autor de esta acción es Rutherford en 1909.

-Cuando hablamos de rayos alfa, siempre nos referimos también a los rayos beta. Sin embargo, son diferentes porque estos últimos tienen la particularidad de tener un mayor poder de penetración.

Del mismo modo, tampoco debe pasarse por alto la existencia de rayos gamma. Por otra parte, éstos se identifican porque en esta clase de radiación no existe pérdida de identidad por parte del núcleo.

Deja un comentario