Definición de portafolio de servicios

Cartera de servicios uno carteradel francés carteraes una especie de bolso que sirve para llevar documentos, libros yo documentos. El término suele referirse a un accesorio utilizado frecuentemente por los trabajadores de oficina y otros trabajadores, aunque también puede utilizarse simbólicamente para referirse a un conjunto de cosas.

serviciopor otra parte, es el acción y efecto del servicio. En el campo de economíael concepto está vinculado al conjunto de actividades que se llevan a cabo agencia para dar respuesta a las necesidades del cliente. En este sentido, se puede decir que los servicios son bienes intangibles.

uno cartera de serviciospor tanto, es un documento o presentación en el que una empresa detalla las características de su oferta comercial. Este tipo de cartera puede dirigirse a potenciales clientes, potenciales socios comerciales, proveedores, etc.

La cartera de servicios puede adoptar la forma de una cartera real que el responsable de presentar la oferta de la empresa toma durante las visitas a los clientes o interesados, a fin de tener siempre los papeles con el información sobre los servicios de la empresa.

Otra posibilidad es que la cartera de servicios sea una presentación digital, como un documento Power point o uno página web. En ese caso, la noción de dossier funciona simbólicamente.

En síntesis, el objetivo de la cartera de servicios es presentar la oferta de una empresa y difundir información precisa sobre la misma, constituyéndose como una empresa comercial y marketing muy valioso para aumentar las ventas.

Consejos para construir una buena cartera de servicios

Cartera de serviciosComo es de esperar, antes de proceder a construir la cartera de servicios en formato elegido, el paso fundamental es concebir los servicios que queremos ofrecer como empresa, puesto que un gran diseño no sirve de nada sin una oferta atractiva. Asimismo, para dar este primer paso es muy importante conocer las características del mercado en el que queremos competir, tanto sus necesidades como su forma de operar.

Teniendo en cuenta todo esto, los servicios a ofrecer deben ser de interés para el público actual, aunque esto no quiere decir que no deban presentarse de una manera innovadora y sorprendente. Muchas veces, el secreto de éxito de un servicio es la percepción que los consumidores tienen, y para conseguir este impacto las empresas deben realizar una labor de promoción constante.

Una de las tendencias más habituales en estos días es ofrecer descuentos a los clientes que contraten servicios a través Internet. Este tipo de promoción debe figurar en la cartera de servicios, con especial énfasis en sus ventajas respecto a la alternativa.

El diseño es, sin duda alguna, uno de los pilares de cualquier cartera de servicios, independientemente del público objetivo. Aunque sea un documento de uso interno, siempre se aconseja que sea elaborado por un experto en composición de imágenes, que sepa explotar las formas y colores, los caracteres tipográficos, las dimensiones y la disposición de elementos para dar la impresión deseada.

De la misma forma que en un escaparate hay que pensar en la colocación de cada producto, teniendo en cuenta las ofertas del momento, la temporada y las tendencias del mercado en cada momento, en una cartera de servicios también hay que prestar atención a la disposición . de los artículos. Aunque no existan cambios significativos en el catálogo de un lanzamiento a otro, es probable que se hayan producido eventos fuera de los límites de la empresa que hayan alterado los intereses públicos, por lo que esta decisión se debe basar tanto en las características de los servicios como en las del mercado.

Deja un comentario