Definición de patronal – Qué es, Significado y Concepto

En primer lugar, antes de entrar en la divulgación completa del significado del término patronal, es importante proceder a determinar su origen etimológico. Investigándolo descubrimos que deriva del latín y más precisamente de la palabra “patronus”, que puede traducirse como “protector o defensor”.

empresario es el adjetivo que hace referencia a esto pertenecientes o relacionados con el empresario o el empresario. Como sustantivo, el término se puede utilizar para nombrar al colectivo modelo.

empresario El empresario, por tanto, es uno de ellos asociación de empresarios (modelos) o el nombre genérico dado a un empresario individual. Es habitual que la noción de empresario se utilice como sinónimo de agenciaaunque también incluye a trabajadores y directivos que no son empresarios.

Por ejemplo: “Como Marcos forma parte de la dirección, ya no nos hace caso”, “El empresario no puede ignorar los problemas de los trabajadores”, “El mejor partido político es el que logra representar los intereses de los empresarios y de los trabajadores a la vez”.

En el caso de España, cabe destacar que existen diferentes tipos de empresarios. Así, por ejemplo, a nivel agrario se encuentran las llamadas cámaras agrarias o asociaciones como ASAJA (Asociación Agrícola de Jóvenes Agricultores) o COAG (Coordinadora de Organizaciones de Labradores y Ganaderos).

Se puede decir que el empresario incluye el gente que crean puestos de trabajo y que gestionan las relaciones laborales con sujetos que tienen una relación de dependencia (mediante contrato de trabajo).

En este sentido, el empresario es un actor clave en el economía, expresando los intereses de los empresarios (así como los sindicatos representan a los trabajadores). Los empresarios, por tanto, pueden hacer presión sobre un gobiernoafectar al mercado o perjudicar los intereses de los trabajadores.

Asimismo, cabe destacar que los empresarios pueden ejercer una presión importante sobre los trabajadores. Un buen ejemplo de esto es la existencia de lo que se conoce como cierre patronal. Es un término que se utiliza para llamar a la acción de cerrar un negocio por orden de los propietarios. Su objetivo claro es obligar a los trabajadores que se enfrentan a aceptar las condiciones que se les ofrecen, de lo contrario se encontrarán en la calle sin trabajo.

Todo ello sin obviar que existe lo que se llama responsabilidad del empresario. En concreto, se trata de una sanción pecuniaria que se impone al empresario moroso que, con sus actos, impide que sus trabajadores disfruten de los beneficios de dinero que le corresponden, por ejemplo, en casos referidos a lo que sería maternidad o incluso enfermedad.

Las reglas del juego del mercado laboral, pues, se rigen por dos grandes grupos (sindicatos y empresarios) y por el Estado. Lo habitual es que el empresario y el sindicato negocien diferentes aspectos del trabajo y que el Estado haga de mediador.

Deja un comentario