Definición de objeto directo – Qué es, Significado y Concepto

objeto directo Se llama objeto directo hasta el función que presupone a constituyente sintácticodiferente de la asignatura gramatical, que se exige de una forma obligatoria de un verbo transitivo. También conocido como complemento directosu función está relacionada con el caso acusativo.

El objeto directo completa el verbo. Su inclusión es fundamental para completar el sentido de la acción; de lo contrario, la comprensión adecuada es imposible. La acción del verbo, de hecho, cae sobre el objeto directo.

Veamos un caso: «Juan Martín del Potro ganó a Rafael Nadal». En este caso, el objeto directo es «a Rafael Nadal»ya que si sólo se expresa «Juan Martín del Potro ganó» No entendería el información.

Los verbos transitivos, por tanto, siempre deben complementarse con un objeto directo tener sentido. Algunos de los más comunes son los siguientes: llamar, llevar, pasar, acompañar, necesitar, mandar, ayudar, comprar yo comida. Tenga en cuenta que algunos de ellos se pueden utilizar sin un objeto directo, ya que también pertenecen al grupo opuesto, los verbos intransitivos; éste es el caso de los alimentos.

podemos decir «La comida es necesaria para vivir»pero también podemos utilizarlo como verbo transitivo en una frase como la siguiente: «Me he comido todo en la nevera». Los verbos intransitivos, por tanto, contienen todo significado necesarios para darnos una idea clara de la acción que representan: «Ayer caminé dos kilómetros más de lo normal», «Estos pájaros quieren muy bien», «Mi hermano ha venido especialmente temprano esta mañana».

a nosotros lenguajeel objeto directo siempre se puede sustituir por «lo», «lo», «eso» o «Ellos». Utilizando el ejemplo anterior, podría decir: «Juan Martín del Potro esto ganó».

Este recurso es el método más común para el reconocimiento directo de objetos. Al sustituir el constituyente sintáctico por uno de los pronombres personales mencionados, el oración debe tener sentido. Otra estrategia es hacer la pregunta «Aquí?» o «¿Qué?»a que el objeto directo debe poder responder:

«Matías llamado Gonzalo» (¿Quién llamó a Matías? Tema directo: «al Gonzalo»)/ «Matias le llamó»

«Traje las galletas para merendar» (¿Qué vestido para el almuerzo? Tema directo: «cookies»)/ «Vestido para el brunch»

objeto directoCuando una oración activa se convierte en una oración pasiva, sin embargo, el objeto directo cambia a materia paciente en la oración «El impacto rompió el coche»el objeto directo es «el coche». Pasando de la voz activa a la voz pasiva, se vería así: «El coche fue aplastado por el impacto».

Los españoles no siempre somos conscientes de la importancia del objeto directo, a diferencia de quienes aprenden castellano como lengua extranjera, porque lo incluimos automáticamente cuando lo necesitamos para completar un verbo transitivo. La destreza o naturalidad en el uso de lenguaje también nos puede llevar a omitir un objeto directo sin sustituirlo por el pronombre personal correspondiente, simplemente por saber que nuestro interlocutor entiende lo que queremos decir.

Si alguien nos lo pregunta —¿Te has recordado de poner los cubiertos en el bolso? y las respuestas de tu interlocutor «Sí, le llevé esta mañana», el verbo «poner» se quiere completar con «cubierto», aunque no haya ninguna referencia escrita a ese objeto directo. Este ejemplo es coloquialpor tanto, no es la manera más correcta ni recomendable de hablar castellano, pero es una que encontramos muy a menudo en la lengua cotidiana.

Es importante tener en cuenta que no todos los verbos transitivos admiten este tipo de omisión, ni siquiera en conversaciones informales. Éste es el caso de “decir”: antes de la pregunta —¿Le has dicho que viniera? no podemos responder «sí, dije»pero necesariamente debemos incluir un objeto directo (y, en este caso, indirecto), como por ejemplo «Sí, le dije».

Deja un comentario