Definición de obediencia – Qué es, Significado y Concepto

el término obediencia (con origen en latín obediente), está relacionado con el acto de obedecer (es decir, de respetar, obedecer y llevar a cabo la voluntad de la autoridad o de los responsables). Por citar algunos ejemplos: «La obediencia es la clave de la relación entre un perro y su amo», «Como máxima autoridad de esta institución, pido obediencia».

La obediencia se especifica normalmente por obligaciones o prohibiciones que implique la ejecución u omisión de algunos acciones. El concepto contempla la subordinación de la voluntad individual a una figura de autoridadque ambos pueden ser uno individual como uno grupo o uno concepto. Hay quien, por ejemplo, cumple la obediencia Diez o uno ideología.

Mal comportamiento

Los padres buscan la obediencia de sus hijos, intentando que cumplan las órdenes para desarrollar un buen comportamiento.

La obediencia infantil

Existen diversas formas de obediencia. Se conoce como obediencia infantil en la subordinación natural que los hijos expresan a los padres después del proceso de integración familiar.

En este sentido, cabe destacar el hecho de que en el ámbito de la educación padres y madres existe un recurso muy interesante llamado “Historias de obediencia” que ayuda a los padres a aprender a educar a sus hijos en valores.

formación

La obediencia de un perro puede promoverse mediante un proceso de entrenamiento.

Solidaridad vs. jerarquía

El obediencia solidariapor otra parte, es la que aparece cuando alguien acata las decisiones de un colectivo, a pesar de no tener plena convicción de las acciones a realizar.

La llamada jerárquica u obediencia debida, en cambio, se enmarca en el derecho penal y es una circunstancia en la que alguien queda exonerado de responsabilidad penal en relación con un delito cometido en cumplimiento de una orden dictada por una autoridad superior a la que ha cometido el delito. Esto significa que el subordinado queda exonerado de cualquier responsabilidad a pesar de haber sido el autor material del hecho, trasladando la sanción penal a quien dio la orden en cuestión.

Como muchos de ustedes sabéis, la noción de obediencia obediente a menudo surge en los procesos en los que participan las fuerzas armadas, donde la subordinación al superior es muy rígida y la capacidad del subordinado de actuar libremente es casi nula. Si el superior ordena a su subordinado que realice un acto constitutivo de delito y el subordinado obedezca, podrá defenderse con la debida obediencia.

Además de todo lo anterior, es importante saber que existen varias expresiones que utilizan el concepto de obediencia. Tendríamos así, por ejemplo, lo que se llama obediencia ciega, que es aquella que alguien realiza sin estudiar nunca los motivos, razones o principios que guían al representante en cuestión.

La obediencia a la religión

Un término oriental, el de obediencia, que también se convierte en un pilar fundamental del ámbito religioso y concretamente del cristianismo donde se establece que la obediencia a Dios es innegable e indiscutible. Y se cree que hacer lo mismo significa demostrar sensatez ya que está establecido que «El Padre» es infinitamente sabio y sabe siempre qué es lo mejor para nosotros.

Asimismo, se determina que para lograr esta obediencia es imprescindible conocer la voluntad de ese ser supremo. Una acción que se puede conseguir estudiando qué es la naturaleza humana, a través de la oración, sabiendo lo que es la doctrina cristiana y también a través de la guía de otras personas.

Asimismo, en el ámbito religioso debemos explicar que también existe lo que se llama precepto formal de obediencia. Éste es el mandato que, dentro de los mismos órdenes o jerarquías eclesiásticas, utilizan los Superiores en cuestión para inducir a sus «súbditos» a obedecer de una manera aún más estricta y firme.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario