Definición de notario – Qué es, Significado y Concepto

De origen latino te darás cuentala palabra notario describe el funcionario público quien está autorizado para vigilar y servir de testigo antes de la celebración de la contratos, testamentos y otros actos extrajudiciales. El notario, por tanto, atribuye la condición pública a los actos privados mediante sus firma.

Notario Por ejemplo: “Debemos encontrar un notario para firmar la escritura”, “Gabriel no estaba satisfecho con la actuación del notario porque no explicó claramente los términos del contrato”, “No se pueden quejar, ya que el notario ha autenticado todo lo firmado”.

Lo que hace el notario es actuar como garantía porque confirma la legalidad de la escritura papeles que controla, como abogado autorizado por el arte Ley conceder garantías a los actos que se deriven en el ámbito de derecho privado.

En cuanto a la notaría, también es necesario aclarar los cuatro tipos de escrituras que se pueden producir por la misma:

Ratificación Es la acción mediante la cual este profesional certifica que un escrito, un acto o una palabra es cierto y cierto.

Testimonio Este término define la transcripción completa que se hace de un registro.

La acreditación notarial es la relación que establece con un hecho o un acto así como la constatación de que un acto concreto corresponde absolutamente a un original.

Copia compulsada. Como su nombre indica este término, viene a definir la copia total o parcial que se hace de una memoria o cualquier otro tipo de escrito.

Cabe destacar que los notarios también se dedican a asesorar a la población en escrituras públicas, testamentos y herencias ya la custodia de documentos. No me gusta el abogados (que defienden los intereses de sus representantes), los notarios están obligados a mantener la neutralidad.

Además, cabe recordar que el notario puede no ser un funcionario público, puesto que la materia depende del ordenamiento jurídico de cada país. La función del notario, en todo caso, es siempre pública, aunque desarrolle su actividad de forma autónoma. Los escritos autorizados por notario, en cambio, siempre tienen validez legal reconocida por estado.

En el caso de España, cualquier persona que quiera ser notario debe tener una serie de requisitos como tener la nacionalidad española o de un país de la Unión Europea, tener al menos 23 años, no estar incapacitado ni impedido para el ejercicio de las funciones correspondientes al mismo. trabajo y tener una licenciatura o un doctorado en derecho.

De la misma forma, en este país cabe destacar que todo notario tiene una doble consideración. Y es que en algunos casos se considera como un cargo público, ya que por ejemplo accede a la plaza a través de un concurso de oposición, y en otros como trabajador autónomo. En este último aspecto hay que establecer que está calificado como tal en lo que respecta al sistema de seguridad social o prestación por desempleo.

En algunos países, como Argentina yo Uruguayla cesión notarial la realiza un profesional designado empleado público. Así pues, el notario y el secretario ejercen las mismas funciones.

Deja un comentario