Definición de negación – Qué es, Significado y Concepto

Rechazo Indica que algo no existe o no existe veracidad es una acción llamada negar. El resultado de esta acción, a su vez, se conoce como rechazotérmino que deriva del latín (negado).

Este concepto, por tanto, menciona la privación o inadecuación de algo. En el campo de gramática, la negación es una categoría que incluye aquellos términos utilizados a tal fin y que se puede considerar como un elemento de la lingüística utilizado para negar una expresión o un componente de una frase. Por tanto, se utiliza un adverbiosuno locución o algún otro tipo de palabra. La negación argumenta que algo no existe o que una acción no se materializa.

Es habitual que la negación se produzca a partir de la preposición de adverbios negativo «No». Por ejemplo: «No iré a la fiesta de cumpleaños de Mariana», «No tengo más dinero en mi caja de ahorros», «No he dicho ni una palabra». Aunque también es habitual que se construya con adverbios como «Mayo» («Nunca he golpeado a este chico») o «nada» («La relación no dejó nada a mi ser»), o de los verbos que lo implican («Niego que hayas dicho algo así», «Se negó a respetar la orden impuesta por su jefe»).

RechazoPara el lógica clásica, que sólo acepta dos posibles valores de verdad, la negación es una operación mediante la cual transformamos una proposición verdadera en una falsa y viceversa. En el caso de la lógica intuicionista, en cambio, las posibilidades se amplían, requiriendo pruebas para determinar la veracidad de un enunciado; por tanto, la negación de una proposición será la que se puede demostrar mediante las refutaciones de la primera. Para la semántica de Kripke, también conocida como relacional y surgida a finales de los años 50, la negación de una proposición es complementaria.

Negación y psicología

La psicología define la negación como uno de los mecanismos de defensa del ser humano para afrontar un conflicto, negando su existencia o afectando a su bienestar. Es muy habitual que una persona que ha perdido a un ser querido no pueda hacer frente a la muerte; a menudo, esta situación nunca se puede revertir. Sin embargo, el cerebro es capaz de desarrollar diversas estrategias para evitar una problema, y una es la exageración del mismo; en este caso se desvía la atención sobre las causas y sobre las razones, para centrar la atención en el propio hecho y aumentar así sus repercusiones.

Pero no siempre se niega los conflictos, sino que también se niega las responsabilidades. Los niños que crecen en entornos donde se les anima a estudiar y abrir la mente tienen más probabilidades de encontrar un camino que los complete como personas, siempre que se les anime y no les presione. Muchas personas niegan que no hayan tenido padres profesionales, pensadores, virtuosos de alguna disciplina, padres que les hayan abierto puertas infinitas y les hayan inspirado en explotar sus talentos. Pero curiosamente, las mejores figuras de cualquier ámbito suelen venir de familias humildes y trabajadoraso abusivo y extremadamente disfuncional, donde no existía paradigma éxito.

Como era de esperar, aquellos que han sabido superar la adversidad de una crianza con carencias emocional o económica no siempre logra guiar su vida; muchas veces, repiten las historias de sus padres. Lo que es interesante es que en muchos de estos casos, el motivo principal no es la carencia de recursos, sino en el miedo a superar a la familia, para convertirse en personas que han utilizado las herramientas mejor que sus padres. Este tipo de negación es tan fácil de encubrir y disimular como peligroso, puesto que resulta fórmula perfecto para el fracaso emocional y profesional.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario