Definición de mutismo – Qué es, Significado y Concepto

Mutismo El concepto de silencio se origina en latín mudotérmino referido mudez, es decir, a la suspensión del habla por parte de un individuo. Las gente quienes sufren el silencio permanecen en silencio ante determinadas situaciones; las causas de esto silencio pueden ser distintos y actuar voluntariamente o siguiendo una condición fuera de control.

Las principales causas del mutismo son físico y suelen estar relacionados con cuerdas vocalesel lenguajeel bocael garganta o el pulmones. En algunos casos, el mutismo está relacionado sordera: Los que nacen sordos nunca han oído hablar de ello y, por tanto, no aprenden a desarrollar esta capacidad. Uno personasin embargo, puede quedar silenciado en cualquier momento de su vida frente a un patología oa accidente.

El silencio a menudo se define a través del concepto de afonía, que es el concepto médico utilizado en cuanto a la carencia de capacidad de hablar. Una causa común de afonía es que es causada por una cirugía, un tumor o un accidente. nervios laringios recurrentes que se encarga de controlar la mayoría de los músculos de la laringe.

De todas formas, al menos yo no salí sin contarme antes molesto no tiene necesariamente complicaciones físicas, en algunos casos se debe a causas psicológicas que llevan al sujeto a refugiarse en el silencio para evitar determinados problemas que de otro modo le provocarían estrés.

La mutitud suele desarrollarse antes de los cinco años, pero acaba de diagnosticarse cuando los niños comienzan la escuela; puede aparecer como un problema circunstancial y desaparecer al igual que vino, o permanecer durante varios años; en ambos casos se recomienda que el niño inicie una tratamiento psicológico donde se pueden analizar las causas de este trastorno, que en muchos casos se debe a un déficit de funcionamiento social.

Otros pueden aparecer junto a la mutitud trastornos del hablacomo la disglosia, la dislalia y la rinolalia (tres problemas caracterizados por la incapacidad de pronunciar correctamente determinados fonemas por diferentes motivos); timidez excesivaretirar, enuresis, inestabilidad emocional, entre otros. Además, uno de los problemas que surgen es el abandono escolar y la sensación de incomprensión al ser burlados por sus compañeros a causa de este trastorno.

Según lo descubierto a partir de los estudios realizados, los factores que favorecen la aparición del mutismo pueden ser los trastornos del habla, sobreprotecciónretraso mental, trauma vivido antes de los tres años, emigración y el inicio de la fase escolar.

Grados de silencio

MutismoCuando haces uno diagnóstico de silencio es necesario analizar la edad del individuo (cuanto más grave es la edad del paciente), más grave es duración (Cuanto más tiempo se conozca la inhibición, mayor será la gravedad de este tiempo). intensidad (la gravedad es mayor al menos habla ante una situación que provoca silencio) y la extensión (Será tanto más grave cuanto más a menudo y con mayor frecuencia se produzcan las crisis de la mutitud). Con estos datos es posible diagnosticar la gravedad del trastorno, que puede ser:

*Silencio total: Se diagnostica en personas que presentan este trastorno en cualquier situación y frente a cualquier otra persona. Es lo más grave y provoca la inhibición total del habla;
*Mutismo idiomático selectivo: niños de familias migrantes que se niegan a hablar la lengua del país en el que viven, aunque la entienden;
*Mutismo selectivo de las personas: se produce en aquellos niños que eligen con quienes hablar y lo hacen sólo ante determinados familiares o amigos;
*Mutismo selectivo de situaciones: aquellos niños que hablan sólo en casa o en determinadas situaciones, sobre todo cuando están delante de unas pocas personas.

Él mutismo selectivo suele ser consecuencia de trastorno de ansiedad y para resolverlo, es necesario discernir sus causas.

Es imprescindible que los padres de los niños con idiotas tengan una idea clara de la situación que sucede su hijo. Los niños con mutismo sufren altos niveles de sufrimiento y problemas graves adaptación a nuevos entornos; se sienten indefensos ya través del silencio intentan pasar desapercibidos, evitar que se conviertan en el centro de las burlas y que los demás no se den cuenta de su estado emocional. Conociendo estos problemas, los padres pueden regalar uno a sus hijos entorno más saludable y acogiendo dónde no se sienten amenazados, a la vez que ayuda (a través de la terapia adecuada) a superar el trastorno.

Por último, es necesario aclarar que en algunos casos el mutismo ni siquiera es un trastorno, sino un acto voluntario. Algunas personas pueden optar por dejar de hablar por ciertos motivos y quedarse mudas; esto ocurre, por ejemplo, con los que forman parte de ciertos órdenes religiosas que no incluyen la comunicación oral.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario