Definición de musicoterapia – Qué es, Significado y Concepto

Musicoterapia En el uso de la música con una objetivo terapéutico se llama musicoterapia. Es una herramienta que se utiliza a menudo en el contexto del tratamiento psicológico.

El especialista en musicoterapia se conoce como musicoterapeuta. Este experto tiene los conocimientos para utilizarlo sonidosel melodías y la ritmos en un proceso que se realiza para fomentar la expresión, la comunicación o el aprendizaje del paciente, por ejemplo.

La musicoterapia, por tanto, contribuye a la satisfacción de determinadas necesidades emocionales, cognitivas o sociales de gente. Gracias a la musicoterapia es posible mejorar la calidad de vida recuperando determinadas funciones o desarrollando potencial.

Como todo terapia, la musicoterapia pretende que el paciente pase progresivamente a un estado distinto al inicial. En este contexto, el musicoterapeuta tiene la tarea de intervenir para realizar los cambios necesarios. Por lo general, tiene conocimientos técnicos de música, pedagogía, psicología y medicina, entre otros campos, que le permiten relacionarse con sus pacientes de una manera precisa y constructiva.

El primer paso es interpretar cuál es el problema (es decir, establecer un diagnóstico). Así que es necesario definir el tratamiento a seguir, aplicando el técnicas musicoterapia mientras el profesional evalúa su evolución.

Es importante tener en cuenta que la musicoterapia puede incluir composiciónel recreación oh el escuchar de la música. Las sesiones, por su parte, pueden ser individuos o grupose incluir el uso de discos, instrumentos musicales, y vozetc.

Más precisamente, los especialistas en musicoterapia reconocen las cuatro formas esenciales siguientes en las que pueden ayudar a los pacientes según sus necesidades, pero también su experiencia técnica:

* improvisación: el paciente utiliza su voz o algún instrumento musical para crear música. Esto no se hace de una manera, ya que la creación puede incluir algunas parámetros conduce, sigue un patrón de tono o sé absolutamente libre y sin rumbo. Sin embargo, no todo el mundo tiene libertad para hacerlo, por tanto hay otras alternativas;

Musicoterapia* recreación: En este caso, la actividad es mucho más cotidiana para la mayoría de personas, incluso para los profesionales de la música, ya que consiste en tocar una canción después de escucharla o leerla. Como en el caso anterior, puede utilizar la voz o la única instrumento artificial;

* composición: Esta forma de musicoterapia presenta retos y requisitos técnicos similares a la improvisación. Aunque no es necesario saber leer y escribir música, hay gente que simplemente no se siente cómoda inventando una melodía, por introversión o por falta de audición y percepción musical. Si el paciente siente que no puede o está demasiado inhibido, es preferible probar otro opciones;

* escuchar: El paciente debe escuchar música compuesta e interpretada por otras personas, para no implicarse emocionalmente como en las tres formas anteriores. Esto puede hacerse en consulta o en un teatro, entre otras opciones, en versiones grabadas o en directo.

Hay quien defiende que los orígenes de la musicoterapia existen prehistóricoscómo se cree en varios rituales de tiempo la música se utilizaba a distancia. Mientras que en Antiguo Egipto empezó a analizar cómo la música ha afectado al cuerpo, hace poco siglo XVIII estos estudios adquirieron rigor científico.

Entre los beneficios que se le atribuyen a la musicoterapia destacan el aumento de la capacidad de concentración y atención; optimización de las habilidades comunicativas; la disminución de ansiedad; y aumentar la fuerza muscular.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario