Definición de mortífero – Qué es, Significado y Concepto

Mortal y qué provoca o puede provocar la muerte. Él término proviene de la palabra latina mortal.

Sé la cosa letal

Lo mortal, pues, es mortal o que amenaza la vida. Esto adjetivo se puede utilizar para calificar animales, plantas, productos químicos, etc. Echando un vistazo a su etimología podemos ver sus dos componentes léxicos: muere, mortis (que le da el significado de “muerte”) y hierro (con la idea de “yo llevo o llevo”); en otras palabras, tengo mortal “Llevar o llevar la muerte”.

Fuego mortal

Un incendio mortal deja víctimas

Él SARS-CoV-2por ejemplo, está en virus mortal. Éste es el coronavirus que provoca una enfermedad respiratoria conocida como COVID-19[feminine]que causó cientos de miles de muertes en todo el mundo como parte de la pandemia que empezó al final 2019.

Uno fuego mortal, por su parte, es quien deja víctimas. Supongamos que se toma una casa vacía fuego por un cortocircuito. El accidente sólo causa daños materiales en la propiedad. Si, en cambio, las llamas destruyen una residencia de ancianos y dejan cuatro muertes, puede decirse que fue un incendio mortal.

Gas mortal

Los humanos pueden utilizar su creatividad para el arte, la medicina y el deporte, entre otras disciplinas constructivas, pero también para guerra. Y aquí es donde nacen las tácticas y productos más terroríficos de nuestro patrimonio como especie. El gas mortal entra en esta última categoría y uno de sus máximos exponentes es el llamado Sarinun agente nervioso, precisamente porque su objetivo es el sistema nervioso de una forma parecida a la producida por ciertos insecticidas.

El nombre deriva del acrónimo formado por los científicos que lo descubrieron: S.chrader, Enmiembros, R.üdiger, der Lendesde. Este gas es tan letal que basta con que una persona inhale una pequeña concentración directamente para acabar con su vida en un máximo de diez minutos. Funciona inhibiendo las enzimas, provocando la alteración de sus impulsos nerviosos, a los que parálisis muscular. Como resultado, los músculos implicados en la respiración no pueden seguir funcionando, se produce la asfixia.

El sarin parece un líquido claro, no sabe ni color y es muy volátil. Tiene la capacidad de penetrar en la ropa y la piel del ser humano en muy poco tiempo. Por si fuera poco, una prenda que entra en contacto con esto sustancia puede seguir liberándolo durante más de media hora, exponiendo a más individuos.

Entre síntomas los más frecuentes son la opresión en el pecho, secreción nasal y boca, dificultad para respirar, contracción de las pupilas, náuseas o vómitos, paro respiratorio, convulsiones e incapacidad para mover las extremidades. Si se aplican pralidoxima o atropina, entre otros fármacos, después de haber inhalado el gas mortal, es posible salvar a la persona.

Gas mortal

El sarín es un gas mortal capaz de matar en minutos

En sentido figurado

También se puede utilizar la idea de mortal simbólicamente. Supongamos un agencia que utiliza inputs importados para el desarrollo de su producción está pasando por una crisis económica. Además, en pocas semanas se produce una devaluación del 80%, por lo que la moneda nacional pierde valor y los artículos del extranjero se encarecen mucho. Ante esta situación, la empresa se ve obligada a cerrar sus puertas. Como vemos, la devaluación ha clavado matar a tiro en la empresa en cuestión.

Por último un equipo de fútbol quien, en un torneo, hace una media de cuatro goles por partido, tiene un ataque mortal. Sus jugadores están preparados y entrenados para dañar a sus oponentes en el deporte.

Deja un comentario