Definición de macilento – Qué es, Significado y Concepto

La palabra latina malicia vino en castellano como demacrado. La definición del término que ofrece el Real Academia Española (RAE) en su diccionario hace referencia alguien delgado y demacrado.

Me parece enfermo

Macilent, por tanto, es un adjetivo. Un individuo delgado es muy delgado yo no parece saludable: al contrario, es pálido y débil. El concepto también se utiliza para describir lo específico o característico de este tipo de materia.

Macilento

Un hombre cuyo aspecto denota delgadez y problemas de salud

Por ejemplo: «La víctima describió al agresor como un hombre alto y demacrado de unos cuarenta y cinco años»., «El cantante volvió a presentarse en público después de ocho meses y se alarmó por su apariencia demacrada»., «La cara demacrada del viejo se emocionó por la apariencia de la chica, que sonrió nada más verlo»..

Es curioso que un criminal parezca demacrado y, en todo caso, logre llevar a cabo su ataque; sin embargo, el miedo que nos invade cuando sufrimos un asalto reduce la nuestra capacidad respuesta.

En sentido figurado

En ocasiones, demacrado tiene un uso simbólico que hace referencia algo poco saludable, débil o frágil. Podemos encontrar este significado de la noción en varias notas publicadas en los periódicos y revistas.

Supongamos que un periodista escribe: “El diputado intentó impulsar un proyecto lean que no logró consenso ni siquiera para su propio blog”. En este caso, el comunicador intenta transmitir que el proyecto en cuestión no tenía robustez, por lo que era poco probable que pudiera avanzar.

Echemos un vistazo a otro Caja: «Los investigadores intentaron establecer un perímetro para atrapar al asesino, pero este asedio desenfrenado no funcionó porque de algún modo el criminal volvió a escapar».. Como puede ver, hubo un intento de atrapar a un criminal que no fue efectivo.

Ya que en su significado más directo este adjetivo se utiliza para describir a una persona que no parece fuerte ni sana, pero parece demasiado débil para superar incluso las acciones fundamentales de la vida cotidiana, como andar, cuando se utiliza en sentido figurado, el sustantivo que modifica queda con un volumen de fuerza considerable. Un plan demacradopor tanto, es poco probable que se materialice con éxito.

Etimología de «macilente»

Como se ha dicho anteriormente, su raíz etimológica nos acerca al término latino demacradoque tenía una ligera diferencia en su significado con el que ahora le atribuimos: aunque ambos se definen como «delgados», demacrado también puede aludir a una “pérdida de color«, mientras demacrado sustituye ese significado por «desmembrado».

Hay constancia de que esta palabra se utiliza al menos desde el siglo III aC, como puede verse en algunos textos del dramaturgo Tito Maccio Plauto. En cuanto a su composición, encontramos el sufijo -ulento, que indica abundancia; en algunos casos, el primero u se cambia a uno yoalgo muy habitual en latín antes L. Pulso yo truculento son otros dos ejemplos de este sufijo.

Enfermo demacrado

Un niño demacrado: delgado y pálido

También podemos destacar el adjetivo macerador, que se traduce como «sutil», y en este caso a veces arraiga. El verbo también ha nacido macrare («Perder peso»), que después llegó a nuestra lengua como emacrado y su adjetivo demacradoademás de la palabra delgado yo para perder peso.

Volviendo al adjetivo latino, su raíz es * hacerlo, que se puede encontrar en varias lenguas indoeuropeas para designar el «extendido y sutil». Curiosamente, esta raíz indoeuropea no se interpreta por igual en griego, destacando el «grande». dimensiónY no delgadez. Por eso el adjetivo makros Lo adjuntamos a muchos neologismos para dar la idea de «grande», como con macrobiótica, macroeconomía, macrocefalia y macrocosmos.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario