Definición de longanimidad – Qué es, Significado y Concepto

Long sufrimiento La palabra latina larga sufrimiento vino en castellano como larga sufrimiento. El término se utiliza para referirse a tenacidad de animo en el tratamiento de los problemas.

La larga sufrimiento, por tanto, se asocia con perseverancia. Otro uso del concepto está relacionado con generosidad Yo allí bondad.

La noción se utiliza a menudo en el campo de El catolicismo en referencia a la calidad que aporta una persona mantener su lealtad Diez y sus preceptos a largo plazo. En esta imagen, el sufrimiento se considera como un Haz presentando el espíritu Santo.

Gracias al sufrimiento, el creyente acepta los tiempos que prevé Diez para conseguir los objetivos propuestos. De esta forma, el individuo sabe que, más allá de sus dificultades e incluso de sus errores, podrá alcanzar sus objetivos espirituales si mantiene el suyo esfuerzo yo me comprometo.

La doctrina cristiana sostiene que aquellos que trabajan para la realización de lo divino nunca lo harán en vano. La longevidad es la propiedad que permite preservar el esperanza y continuar la lucha diaria.

Quien no confía Diez, carece de sufrimiento y abraza el pesimismo. En cambio, dice el cristianismo, el longanimo tiene plena confianza Diez ya la ayuda divina con la que se aferra tolerancia.

Más allá de lo religioso, el sufrimiento se revela fuerza para revertir una mala situación. De sufrimiento, el ser humano no se rinde y conserva el buen humor también en adversidad.

Long sufrimientoAunque a simple vista pueda parecer un simple sinónimo de perseverancia, son diversos los aspectos que acompañan indisolublemente al sufrimiento y que pueden ayudarnos a entender su importancia como concepto. Antes de continuar debemos entender que la decisión de seguir intentando llegar a la nuestra objetivos no debe pasar «porque sí», automáticamente o sin sentimiento, sino como resultado de la esperanza, de la fe depositada en nosotros mismos o en Dios, según las convicciones de cada uno.

Ir más allá de los obstáculos revela sólo una de las virtudes mencionadas en la definición que nos da la Real Academia Española: la «grandeza». Este término, a su vez, puede definirse de diversas maneras; entre sus significados tenemos lo siguiente: «tamaño excesivo de una cosa en comparación con otra del mismo tipo», «poder y majestad”, “excelencia moral, elevación espiritual”. Aunque sabemos que esta última es la más adecuada para entender la relación entre grandeza y sufrimiento, las otras dos nos pueden ayudar a profundizar un poco más.

Empecemos comparando la dimensión de una cosa con la de otra de la misma clase: cuando nos enfrentamos a una situación muy difícil de superar, nuestros miedos pueden representarse de muchas maneras, como nuestra perseverancia; si pensamos que ambas son dos caras de la misma moneda (que seríamos nosotros), entonces el sufrimiento podría ser la habilidad o la querer ensanchar el rostro que nos lleva a seguir intentando, para que supere al otro en tamaño, lo que nos desanima y simula que baja los brazos.

El poder y la majestuosidad también están relacionados con esta analogía, puesto que a través del sufrimiento conseguimos acceder al control de nuestra propia existencia sobre cualquier problema. Otro concepto que parece relacionado es el constanciaque es fundamental para revertir el desequilibrio previamente expuesto entre las dos caras de una situación negativa: sólo si centramos todos nuestros esfuerzos hacia nuestro objetivo final y avanzamos sin cesar podremos tener éxito.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario