Definición de lectura crítica – Qué es, Significado y Concepto

Lo primero que hace falta para entender el significado del término lectura crítica es descubrir el origen etimológico de las dos palabras que le dan forma:
• Leer, en primer lugar, es una palabra que deriva del latín, más precisamente del verbo “legere”, que puede traducirse como “leer”.
• La crítica, en segundo lugar, es una palabra de origen griego. Esto lo demuestra el hecho de que deriva del verbo “krienin”, que es sinónimo de “decidir o separar”.

El proceso de aprensión información que se almacena en un soporte y que se transmite a través de determinados códigos se llama lectura. Este código puede ser visual, auditivo o táctil.

Lectura crítica Lo que normalmente entendemos por lectura es un proceso que implica varios pasos, como por ejemplo Pantalla (la mirada a las palabras), el fonación (articulación oral, consciente o inconsciente), el audición (la información que pasa por el oído) y el cerebración (el comprensión).

El crítico, en cambio, es un juicio o examen que se hace sobre algo. Se llaman personas especializadas en realizar juicios sobre obras de arte, espectáculos y libros críticos.

El concepto de lectura crítica se refiere a técnica o el proceso que lo permite descubrir las ideas y la información detrás de un texto escrito. Esto requiere una lectura analítica, reflexiva y activa.

La lectura crítica se considera una acción que requiere un aprendizaje adecuado y que vale la pena dominar. Porque? Porque gracias a esto te puedes beneficiar, entre otros muchos, de las siguientes ventajas:
• Se convertirá en una excelente herramienta para hacer resúmenes de textos así como para emprender la creación de guías o resúmenes.
• Es una buena forma de poder tomar decisiones y establecer ideas que tengan una base sólida.

La lectura crítica, pues, es el preludio del desarrollo de pensamiento crítico. Sólo entendiendo un texto como un todo, revelando el mensaje implícito del contenido más allá de lo literal, es posible evaluar sus afirmaciones y formar un juicio sólido.

El único texto que puede criticarse es lo que se ha entendido. Por eso la lectura crítica se asocia con una comprensión completa de la información. Cuando se alcanza este grado de comprensión, el lector puede aceptar o rechazar de forma responsable la idea de la decisión del autor. Para favorecer el pensamiento crítico, por tanto, primero es necesario aportar las habilidades necesarias en lectura crítica.

Éste es el valor de la mencionada lectura crítica que, en muchos rincones del mundo, se desarrollan cursos, con la clara finalidad de que los alumnos aprendan a analizar en profundidad cualquier texto, a evaluarlo a partir de los recursos verbales existentes. establecer relaciones con otros documentos.

Por todo ello, lo habitual es que estas propuestas formativas se centran en el desarrollo de aspectos como la diferencia entre crítica periodística y crítica académica, el estilo narrativo, la integración de los elementos que configuran un texto, el escenario, los personajes o el punto de vista.

Deja un comentario