Definición de juglar – Qué es, Significado y Concepto

La noción de juglare Se remonta a Edad media. Así que le llamaron aquel que iba de pueblo en pueblo actuando, cantando, bailando o entreteniendo a la gente. Los juglares también podían aparecer delante de nobles y monarcas.

Los juglares, pues, lo eran artistas ambulantes. Normalmente mostraban su talento en las plazas, actuando a cambio de comida o comida dinero. En algunos casos eran contratados por los reyes para fomentar banquetes y celebraciones. Los juglares podían viajar solos o unirse a caravanas de bestias.

Cantante

Los juglares eran artistas ambulantes.

Juglares y trovadores

Había diferentes tipos de juglares. Muchos se dedicaban a la interpretación de las composiciones del trovadoresque fueron los creadores de la puestos de trabajo. También había juglares que eran imitadores o ilusionistas.

La diferencia entre trovadores y juglares radica, pues, en la paternidad. El trovadores escribieron letras y compusieron música, centrándose en temas como las leyendas heroicas y las aventuras de los caballeros. Los juglares, en cambio, se limitaban a memorizar estas obras y recitarlas frente al público.

El concepto hoy

Durante la edad media había juglares por todo el continente europeo. Por eso las presentaciones se han desarrollado de diferentes maneras lenguas y dialectos.

Hoy los juglares ya no existen en el mismo sentido que en la edad media, aunque hay artistas que desarrollan en Trabajar similares. El músicos callejeros que, al final de su presentación, traen una gorra para recoger las aportaciones de su público, se pueden considerar juglares modernos, sobre todo si se desplazan a diferentes lugares para realizar su espectáculo.

Cultura

Con su actividad los juglares contribuyeron a la conservación y difusión de la cultura de su tiempo.

Tipo de juglares

Como se ha comentado en los párrafos anteriores, la obra del juglar fue variada, puesto que sus actuaciones podían incluir literatura, música, cuentos de actuación, juegos o incluso acrobacias. Depender de actividades en el que se concentraban, podemos distinguir diferentes tipos de juglares:

* lírica: eran ellos quienes se dedicaban a recitar las óperas que componían los trovadores;

* poemas épicos: interpretaban diversas composiciones narrativas, como canciones de actos;

*remedios: se centraron sobre todo en las imitaciones;

* goliardos: eran eclesiásticos sin techo o estudiantes con una vida desordenada;

* zafarron: estos juglares son se disfrazaron y hacían gestos grotescos en sus presentaciones;

* rechazada: eran magos, es decir, hacían trucos basados ​​principalmente en juegos de manos;

* juglares: a diferencia de otros tipos de juglares, éstos no se desplazaban de un sitio a otro sino que sólo servían a un caballero. Su actividad principal era la música;

cacurros: esta clase de juglares no seguía ninguna regla, pero sus recitales se podrían calificar de «locos»;

* juglares y soldadores: Eran mujeres que bailaban y cantaban en público y llevaban una vida considerado errante.

Esta clasificación no es completa, pero incluye los principales tipos de juglares en un sentido amplio. Por ejemplo, si quisiéramos profundizar en las diferencias de las que podríamos hablar juglares vocales y la desde herramientas, que incluían, respectivamente, canto o instrumentos musicales en sus actuaciones. Entre los instrumentistas más habituales había cedros, violinistas, trompetistas y tamborileros.

Conservación y difusión de la cultura

Los juglares colaboraron en la conservación de un tesoro de un valor inestimable que de algún modo transmitieron oral y que probablemente se extiende desde la poesía épica medieval hasta la cortesana prerenacentista. Muchos de los juglares ofrecieron sus espectáculos de forma gratuita y entre las obras interpretaron cuatro temas de tradición castellana que aparecían con frecuencia: Cantar del mio Cid; Leyendas del conde Fernán González; Canta de Zamora; Historia de los siete hijos de Lara.

Los recursos que utilizaban los juglares para atraer la atención de su público eran fórmulas cautivadoras dirigidas a ellos (escucha, te digo, ya lo sabes), la división del trabajo en diversas partes y el uso de la evaluación subjetiva.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario