Definición de intriga – Qué es, Significado y Concepto

Intriga La noción de intriga alude a un acto realizado con astucia yo atención, por lo que se esconda su desarrollo o sus verdaderas intenciones. El concepto también se puede utilizar en referencia aa misterios oaa dilema no resuelto.

Por ejemplo: «El progreso de la serie plantea la intriga que se va a desarrollar en los capítulos», «La aparición de cientos de pingüinos muertos en las playas del sur es una fuente de intriga entre los científicos», “Las declaraciones del boxeador han generado intrigas sobre sus futuro«.

En el campo de literatura y la cinese refiere la idea de intriga conjunto de eventos que constituyen el nudo de una obra. Esto es lo que despierta el interés público, provocando tensión a la espera de su resolución.

Tomamos el caso de un película que comienza con el hallazgo de murió en la casa. Los carabineros intervinieron en el lugar a raíz de la denuncia de un vecino, que olía mal. Como la puerta estaba cerrada, los agentes han tenido que romperla para entrar. En el interior de la casa no encuentran nada alterado ni rastros de violencia. Pronto se descubre que la víctima no tenía pareja ni familiares, por lo que se desconoce quién podría tener las llaves del inmueble. ¿Quién mató el tema? Éste es el intrigas cinematográficasque en el plano imaginario el personaje principal (un detective) debe resolver y que, para el espectador, es un misterio que le mantendrá en vilo hasta el final de la historia.

IntrigaLa intriga nos atrae por naturaleza, porque nos toca en el fondo de nuestro ser, en una región donde está la nuestra. curiosidadnuestro sentido de la aventura, una serie de sensaciones muy primitivas que, por mucho que pretendemos cubrir con las costumbres de la vida moderna, nos acompaña desde el origen de nuestra especie y pueden salir a la luz de forma espontánea, sin pedir permiso.

Vivir es un verbo que puede definirse de muchas maneras, pero todos están impulsados ​​por una necesidad que no se puede ignorar: resolver problemas. Uno problema no es necesariamente algo malo, no es que nos hayan robado cosas muy caras o que hayamos contraído una enfermedad grave; cualquier problema que requiera esfuerzo de nuestra parte para superarse con éxito es un problema, desde la respiración (lo que hacemos de forma natural a menos que tengamos una perturbación) hasta nuestra relación con la temperatura ambiente.

Dicho esto, entendemos que la necesidad de resolver problemas es intrínseca en nuestra especie. Por eso, cuando nos encontramos con una intriga (o no) por casualidad, es muy difícil ignorarla y continuar como si nada hubiera pasado, porque seguramente algo en nosotros nos empuja a intentar aclararla. Si echamos un vistazo a las series y películas que obtienen más audiencias anuales en la televisión y en el cine respectivamente, nos daremos cuenta de que el historias los policías siempre son los primeros.

Aunque los humanos pueden volverse muy reacios a cambiar, la intriga finalmente lleva esta promesa de iluminación, tanto en la ficción como en la realidad. No es lo mismo tener que moverse a la fuerza y ​​dejar a los amigos que empezar a oír ruidos extraños en casa del vecino: la primera situación puede ser muy difícil de superar, porque no sabemos si nos adaptaremos nunca; el segundo, en cambio, activa en nosotros la necesidad de descubrir el origen de los ruidos, seguros de que lo conseguiremos, aunque no lo sea.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario