Definición de imprudencia – Qué es, Significado y Concepto

En latín es donde podemos establecer que se encuentra el origen etimológico del término inconsciencia que ahora vamos a tratar. Concretamente, debemos especificar que deriva de la temeridad, que podemos señalar es una palabra que es fruto de la suma de distintos componentes léxicos de esta lengua:

-El prefijo «im-«, que significa «no».
-El elemento pro, que es sinónimo de forward.
-El verbo «videre», que se puede traducir como «ver».
-El sufijo «-ntia», que se utiliza para indicar la calidad de la persona que realiza una acción.

Uso del teléfono mientras conduce

Utilizar el teléfono mientras conduce es desconsiderado.

¿Qué es la inconsciencia

El término inconsciencia alude ausencia de prudencia: precaución, medida, cuenta. Los que actúan apresuradamente, por tanto, lo hacen sin buen criterio.

Por ejemplo: «El accidente fue provocado porque el conductor de la furgoneta estaba inconsciente», «El juez tendrá que determinar si la policía fue temeraria al disparar dentro del bar», «Estoy enfadado por la imprudencia de los padres que no hacen caso a sus hijos mientras juegan en la plaza».

Sinónimos y antónimos

Además de los ya indicados, no podemos obviar otra importante serie de sinónimos del término en cuestión. Estos incluyen la negligencia, la locura, la imprudencia, la irresponsabilidad, la ligereza, la imprudencia y la imprudencia.

Por el contrario, entre sus contrarios encontramos palabras como precaución, medida, cuidado, sentido común, responsabilidad, reflexión o premeditación.

Irresponsabilidad

Actuar de forma temeraria puede poner en peligro tu propia vida y la de los demás.

Imprudencia en diferentes acciones

La inconsciencia a menudo se refleja en las conductas que realizan Peligro a ellos mismos y/oa otras personas. Un hombre que conducir a gran velocidad en una ciudad y sin frenar en las intersecciones actúa de forma temeraria ya que podría provocar un accidente grave. Incluso la persona que trabaja en altura sin arnés ni ningún tipo de contención comete inconsciencia.

Cuando hablamos de fallos que ha podido cometer un profesional sanitario en el ejercicio de sus funciones y que pueden tener consecuencias para sus pacientes, estamos hablando de temeridad y negligencia. A veces se utilizan indistintamente, pero son distintas.

Diferencias con la negligencia

Por tanto, la negligencia médica, por ejemplo, se produce cuando el profesional no actúa según las normas de su profesión y no está de acuerdo con las habilidades y competencias que posee como tal.

Por el contrario, la imprudencia se produce cuando este profesional realiza una acción temeraria que compromete en serio la recuperación o la vida del paciente.

En el campo de derechose asocia a la inconsciencia culpabilidad, provocada por la omisión de la diligencia necesaria para anticipar los efectos de la acción. Cuando la culpa es grave y no puede excusarse, la imprudencia es temeraria.

En este contexto, la imprudencia será sancionable cuando implique la existencia de una negligencia por quien no haya adoptado las debidas precauciones. Al actuar de forma temeraria e inexcusable, el imprudente comete a crimen.

Supongamos que un niño lleva a sus tres hijos más pequeños en una motocicleta, todos -como él- sin casco. Cuando gira a una carretera pierde el control del vehículo y los niños caen al suelo, sufriendo mucho heridas. El conductor puede ser juzgado por su inconsciencia, ya que debía prever el riesgo de trasladar a sus hijos de este modo.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario