Definición de frecuencia cardíaca – Qué es, Significado y Concepto

Del latín frecuencia, frecuencia y la repetición menor o mayor de un evento. Es el número de veces que un determinado proceso periódico se repite en una unidad de tiempo. Cuanto mayor sea la frecuencia, mayor repetición o regularidad.

cardíacodel latín cardíacoes la que pertenece o concierne al corazón. Este órgano muscular, que en el caso de los humanos se encuentra en la cavidad torácica, se encarga de guiar a la sangre.

Se conoce como ritmo cardíaco hasta el número de pulsos (latidos del corazón) por unidad de tiempo. Esta frecuencia se expresa normalmente en latidos por minutocuyo número normal variará según las condiciones de la cuerpo (ya sea activo o en reposo).

pulso

La frecuencia cardíaca refleja el número de latidos cardíacos por unidad de tiempo.

Medida de la frecuencia cardíaca

El pulso se puede tomar en distintas partes del cuerpo. Los más habituales son la muñeca, el cuello y el pecho, ya que el latido del corazón puede sentirse más fácilmente. Los puntos de polvo más utilizados para medir la frecuencia cardíaca son aquellos donde el arterias están más cerca de la piel.

La forma correcta de oír el pulso es con los dedos índice y anular (ya que el pulgar tiene su propio pulso). Los dedos deben aplicar una ligera presión en la zona por donde pasa la arteria para oír el pulso.

La frecuencia cardíaca varía según las características de cada uno persona, puesto que depende de las condiciones físicas, la edad, la genética y las condiciones ambientales, entre otros factores. Un adulto sano tiene una frecuencia cardíaca entre 60 y 100 latidos por minuto, que puede bajar a 40 durante el sueño y subir a 200 con una actividad física vigorosa.

Control

Un adulto sano tiene una frecuencia cardíaca entre 60 y 100 latidos por minuto, aunque estas cifras varían en función de la actividad que se realice.

Puede utilizar: Aorta

Cómo cuidar la salud cardiovascular

Se sabe que el enfermedades del corazón representan una de las causas de muerte más comunes en todo el mundo; en muchos países encabeza la lista de muertes no violentas. Por este motivo es necesario desarrollar determinados hábitos de cuidado de la salud cardiovascular, algunos de los cuales se detallan a continuación:

* cuidar la dieta: el comida inadecuado está directamente relacionado con infartos, sobre todo por el abuso de grasas saturadas y transgénicas. Algunas de las cosas a evitar son el exceso de sal y bollería y comer carne roja. Muchos médicos recomiendan optar por una dieta vegetariana equilibrada, asegurándose de obtener todos los nutrientes y vitaminas necesarios;

* Ejercicio: Aunque normalmente se asocia con la imagen, el ejercicio en principio es beneficioso para nuestra salud. Los expertos dicen que con treinta minutos de cualquier actividad física al día es suficiente; aunque esto no requiere mucho esfuerzo, lo más importante y difícil de conseguir es la constancia;

* evitar el estrés: No siempre podemos evitar problemas, ya que en muchos casos depende de su resolución que obtengamos equilibrio. Sin embargo, es muy importante analizar la gravedad real de cada incidente, evitando exagerarlos, y buscar la mejor forma de resolverlos, procurando no preocuparse si esto no se puede conseguir inmediatamente;

* comprobar el peso: De forma similar al ejercicio, es común creer que ser delgado es importante para aquellos que se preocupan por el aspecto, pero ésta es otra interpretación errónea. La obesidad está estrechamente relacionada con problemas cardíacos. Algunos estudios indican que incluso el 10% del peso puede marcar la diferencia Salud de nuestro corazón;

* duerme bien: Para muchos, éste es un objetivo casi imposible de conseguir. Vivimos en una época de prisas interminables, de compromisos que nos duerman toda la semana, de facturas por pagar, de crisis económica… Todo nos lleva a saturarnos, perder el tiempo y olvidar uno de los necesidades fundamentos de nuestro corazón: el descanso.

Véase también: Accidente

Deja un comentario