Definición de fortuito – Qué es, Significado y Concepto

El origen etimológico del término fortuito se encuentra en latín. Concretamente, podemos establecer que deriva de «fortuitus», que es el resultado de la suma de dos componentes léxicos de esta lengua:
-El sustantivo «suerte», que se puede traducir como «suerte».
-El sufijo «-ito», utilizado como diminutivo.

La noción hace referencia a qué se produce de forma accidental o accidental. El fortuito, por tanto, está vinculado a fortuna (en el sentido de que se trata de una serie de hechos o hechos que se generan de forma inesperada).

Afortunado Por ejemplo: «Anoche hubo una reunión casual entre el presidente y el líder de la oposición en un restaurante del centro», «El éxito en esta profesión nunca es casual: se debe al esfuerzo y al estudio», «Gracias a un descubrimiento fortuito, un arqueólogo descubrió los restos de una ciudad precolombina en Centroamérica».

Los sinónimos de fortuito incluyen palabras tales como inesperado, eventual, inesperado o transitorio, por ejemplo. Por el contrario, entre sus opuestos hay términos como planificado, pensado, planificado, organizado…

La idea de casualidad se utiliza en el campo de derecho para aludir al hecho accidental que genera algún tipo de daño. Dado su origen, no es posible atribuir el efecto a ninguna persona concreta.

El caso fortuito, de este modo, exime a los sujetos del cumplimiento de determinadas obligaciones, ya que se cree que el art éxito no se podía prever, por lo que no se podía evitar. El azar suele ser causado por una cuestión interna desconocida por el sujeto.

Supongamos que un hombre que conduce un coche provoca un accidente a causa de un fallo mecánico del vehículo. Si esto persona tenía toda la documentación en regla, se desconocía la causa de dicho defecto y el defecto apareció repentinamente, se puede decir que se trata de un caso fortuito. El conductor no tenía forma de predecir qué pasaría.

A diferencia de un evento fortuito, el caso de fuerza mayor no sólo es imprevisible, también es inevitable. Estos casos de fuerza mayor son causados ​​por un agente externo, tales como fenómeno natural.

En el ámbito médico también se utiliza el término fortuito. En concreto, hablamos de parte accidental, que es el encendido de un niño que se produce de forma inesperada y espontánea sin condiciones óptimas para él o su madre. Es interesante saber que más de la mitad de los bebés que llegan al mundo de esta forma consiguen sobrevivir y prosperar, pero muchos de ellos tendrán que pasar los primeros días y semanas en las UCIN de los hospitales. .

En el ámbito de la cultura, también se ha utilizado en muchas ocasiones la palabra fortuito para dar título a determinadas obras. Éste sería el caso, por ejemplo, de la novela “Desliz fortuito”, escrita por Anne Gracie y que se enmarca dentro del género romántico. En concreto, es la cuarta parte de la saga «Dark Riders».

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario