Definición de fervor – Qué es, Significado y Concepto

Para entender el significado del término fervor que nos ocupa ahora, primero debe explicarse su origen etimológico. Concretamente, cabe subrayar que deriva del latín, más precisamente de la palabra «fervor», que indicaba ese estado de ánimo que tenía una persona y que iba ligado a la fe.

Fervor es uno sustantivo que se asocia con el emociónel poder y la empujar. Cuando uno persona actúa con fervor, deposita entusiasmo en sus actos, ejerciéndose con entusiasmo.

Fervor Por ejemplo: «El público cantó fervorosamente todas las canciones de la banda», «Cuando el actor subió al escenario, se entregó con fervor pese al mal momento que había vivido horas antes del espectáculo», «El fervor de los manifestantes no fue suficiente para anular la decisión del líder político».

El fervor, como puede ver, también está relacionado con cálida y apasionada bienvenida que está hecho de algo. Tomamos el caso del superintendente o alcalde de una ciudad que convoca un acto público. Después de unos minutos de iniciar su discurso, anuncia que bajará los impuestos. La decisión es aplaudida con entusiasmo por el pueblo.

Dentro del mundo de la literatura, habría que exponer la existencia de una publicación importante que utiliza la palabra que nos ocupa en el título. Nos referimos al poemario «Fervor de Buenos Aires», que tiene la distinción de ser el primero de estas características que el prestigioso escritor argentino Jorge Luis Borges ha escrito a lo largo de su carrera.

La publicación de esta obra fue en 1923, que consta de tres partes bien definidas y trata temas muy variados, como el amor, la capital argentina de Buenos Aires, la luz, la oscuridad, la filosofía o incluso las considerables diferencias existentes entre el campo y la ciudad.

En el campo de religiónel fervor es el colecciónel ardiente y la entrega del creyente Cuando alguien está predispuesto a temas religiosos o relacionados con el misticismo, se dice que es ferviente. El fervor, por tanto, está ligado a la espiritualidad y al sentimiento de entrega incondicional a un ser superior.

Dentro del ámbito religioso, cabe subrayar que hay muchas formas en que los ciudadanos de a pie proceden a manifestar el fervor que tienen y sienten hacia Dios o hacia una determinada imagen. Así, por ejemplo, se realizan romería, romería de diversa índole e incluso celebraciones como la Semana Santa. Se trata de una fiesta religiosa y popular al tiempo que ha adquirido un gran valor en España, y más concretamente en ciudades como Málaga y Sevilla.

Es posible considerar el fervor como característica positiva personalidad de un individuo. En este caso, el compromiso de la persona fervorosa se destaca como algo valioso. Por otra parte, hay quien cree que el fervor puede llegar a ser nocivo si lleva al sujeto a actuar irracionalmente. Por eso podría decirse que el fervor es bueno pero con moderación, evitando así los excesos.

Deja un comentario