Definición de expulsión – Qué es, Significado y Concepto

Expulsión El etimología desde expulsión nos lleva a la palabra latina expulsado. Se llama expulsión al hecho y el resultado de la expulsión: distinguir, descartar, eliminar. Por ejemplo: «El presidente de EEUU promueve la expulsión de los menores que hayan entrado ilegalmente en el país», «El partido analizará la expulsión de los socios que participaron en la protesta», «El conjunto local jugó media hora con un jugador menos por la expulsión del capitán».

La expulsión suele ser una sanción oa castigo que se aplica a distintos ámbitos. Puede consistir en regreso de un extranjero al país de origen cuando esta persona no disponga de la documentación necesaria para residir legalmente en el país de expulsión. La expulsión también puede aplicarse a los extranjeros que hayan cometido un delito.

Sin embargo, en muchos casos la expulsión se concentra comunidades o grupos sociales y tiene un componente xenófobo o racista. A través del historiavarios gobiernos han decretado la expulsión de los judíos de sus tierras.

En el ámbito académico, la expulsión de un estudiante se produce cuando comete una infracción de las normas internas. Tras ser expulsado, el estudiante se ve obligado a abandonar sus estudios institución.

Las expulsiones también aparecen en el suelo deporte. Cuando un deportista incumple las normas, en función de las características de la falta, podrá ser expulsado. Supongamos que un jugador de fútbol da un puñetazo en la cara a un rival, furioso porque su oponente se ha burlado de él. El árbitro, observando la escena, decide expulsar al agresor, protegido por lo dispuesto en el reglamento. De esta forma, el equipo del jugador expulsado queda con un jugador menos.

ExpulsiónEn estos dos últimos casos, la expulsión es una de las sanciones más habituales agudo, pero el más, puesto que es uno de los pocos que no tiene el revés. Cuando un alumno es expulsado de la escuela, ya no puede volver y se enfrenta a una situación muy difícil de afrontar: debe enfrentarse a la frustración y vergüenza de ser expulsado, pero también encontrar una nueva escuela donde quiera admitirlo. que no siempre es fácil.

Las escuelas pueden expulsar a sus alumnos por diferentes motivos, que se rigen por la legislación vigente, pero esto no significa que todos tengan la misma gravedad. A menudo hay informes a los medios de comunicación sobre la expulsión de alumnos por distintos motivos, que van desde burlarse de un profesor en las redes sociales hasta agredir brutalmente a un compañero de clase. Negar a un alumno el derecho de asistir a la escuela puede parecer necesario para algunos, pero también hay quien lo cree para medir absolutamente contraproducente.

Antes de la expulsión llega el Suspensión, que también deja al alumno fuera de la escuela pero durante un máximo de diez días. La expulsión, en cambio, tiene un límite de un año, aunque también puede aplicarse de forma indefinida. Antes de proceder, es muy habitual que el Consejo de Educación celebre una vista, en la que se presenta el caso a un grupo de personas que después deben tomar la decisión final, considerando las declaraciones de ambas partes y de los testigos.

Las causas La fuerza mayor para expulsar a un estudiante incluye la tenencia de un arma mortal, arma de fuego o apuñalamiento, en la escuela o el tráfico de drogas ilegales. La desobediencia a determinadas normas y la alteración del orden en el aula en detrimento de otros alumnos son motivos a tener en cuenta, pero no determinantes.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario