Definición de entrada en calor

La noción de entrada de calor se utiliza en el campo de deporte por nombrar movimientos corporales que una persona debe realizar antes de una actividad física intensacon el fin de desintoxicar articulaciones y músculos y así reducir el riesgo de lesiones.

La entrada de calor, también llamada calefacción, consta de varios ejercicios que deben desarrollarse de manera ordenada y gradual. Esto permite al cuerpo prepararse para un esfuerzo más intenso.

Elongación

La entrada de calor reduce el riesgo de lesiones durante el entrenamiento.

Tipo de entrada de calor

Gracias a la entrada de calor, por tanto, se optimiza el rendimiento físico. El persona que, en cambio, no calienta la musculatura antes de practicar un deporte, aumenta las posibilidades de sufrir una contracción o desgarro muscular.

Es importante saber que, en función de los objetivos a alcanzar, la entrada de calor puede ser de dos tipos:

-Específico, que, como su nombre indica, tiene la finalidad de preparar al organismo para la práctica de actividades deportivas muy concretas. En este caso, trabajamos de forma especial las articulaciones y los músculos.

-General, cuyo objetivo es preparar el cuerpo para lo que es una actividad física normal. Precisamente por eso se realizan ejercicios de baja intensidad.

Beneficios de estos ejercicios

Además de mejorar el rendimiento y prevenir lesiones, proporcionar calor es muy beneficioso por los siguientes motivos:

-Ayuda a mejorar el sistema pulmonar y cardíaco.

-Aumentar la velocidad de contracción muscular.

También se cree que mejora el metabolismo.

No menos importante es que también ayuda a mejorar la capacidad de concentración y prestar atención.

-En esta lista de beneficios de la ingesta de calor también debe incluirse que ayuda a aumentar cuál es la elasticidad de los músculos.

Precalentamiento

Gracias al aporte de calor es posible aumentar la elasticidad muscular.

También cabe destacar que mejora la oxigenación, que aumenta la destreza física, que aumenta la fuerza del organismo, que mejora los circuitos neuronales en cuanto a la transmisión de los llamados impulsos nerviosos… Sin olvidar que mejora notablemente lo que es la eliminación en términos de dióxido de carbono.

Fases de entrada de calor

Hemos dicho que la entrada de calor es gradual: la intención es que la temperatura muscular aumente ligeramente. En una primera fase, el calentamiento se realiza con ejercicios de baja intensidad y, con el tiempo, esa intensidad debe aumentar. Al final de la entrada de calor, cuerpo debe prepararse para mucho esfuerzo.

Aunque la rutina debería indicarlo un entrenador deportivo según corresponda, la entrada de la batería normalmente comienza con calentamiento cardiovascular para que los músculos lleguen a una temperatura mínima. Luego se mueven los diferentes articulaciones y finalmente se hacen realidad extensiones globales. Es importante evitar movimientos violentos y rebotes durante todo el proceso, aumentando el riesgo de daños físicos.

Además, debe tenerse en cuenta que la aportación de calor varía según el deporte a practicar. Más allá del calentamiento general, existen calefacción segmentada para preparar aquellas partes del cuerpo que se utilizan más según la disciplina.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario