Definición de énfasis – Qué es, Significado y Concepto

Énfasis La palabra griega énfasis llegó al latín como énfasisque en la nuestra lenguaje se ha transformado en énfasis. Esto se llama el más bien que se aplica a entonación cuando se esperaba enfatizar la relevancia de lo que se expresa.

Por ejemplo: «Con énfasis, el presidente ha ratificado que volverá a presentarse en las próximas elecciones», «El discurso del emprendedor puso énfasis en las estadísticas del último semestre», «Farece de énfasis en Responde del joven planteó dudas al agente de policía».

El énfasis se refleja generalmente en un aumento de intensidad, un cambio en Ritmo o una modulación particular en el habla. La repetición de un término o su separación en sílabas también nos permite subrayar: «Todo lo que haré aquí es trabajar», «No me rendiré. ¿Estaba claro? No me rendiré».

Algunas personas abusan del énfasis en su conversaciones todos los días, mientras que otras lo utilizan muy rara vez, o incluso al prescindir. Todo depende del tipo de personalidad de cada uno, ya que los más extrovertidos suelen acentuar muchas de sus palabras para que sus mensajes lleguen a los interlocutores generando mayor impacto, mientras que los introvertidos no quieren ser escuchados.

Esta forma de expresarse, sobre todo si el tipo de énfasis es el apoyado por variaciones en la intensidad de los sonidos, se puede percibir como una falta de respeto o una actitud de poca Cortés en determinadas zonas, donde se prefiere un recorrido más tranquilo y estable. Por ejemplo, los estudiantes deben dirigirse con respeto a sus profesores, sin dejar que sus sentimientos personales interfieran en la comunicación, lo que también ocurre en las empresas entre empleados y empresarios.

En el campo de retóricael énfasis es un demasiado que radica en el uso de una expresión o término en un sentido más estrecho y preciso de lo habitual para acentuar un determinado significado: «Tú eres el rey» (por referirse a alguien que se distingue del resto por sus aptitudes o habilidades, no por ser un monarca soberano).

ÉnfasisEn este ejemplo, también puede combinar el uso de un término fuera de contexto con una entonación especialmente intensa para resaltar el contenido o la Intención del mensaje. Esto puede ir seguido de una pausa, momentánea o definitiva (que en lenguaje escrito podría expresarse respectivamente con una coma o un punto) para aumentar el efecto del recurso. También se puede continuar la oración o la preposición con una similar, que también enfatiza el sustantivo.

Pongamos lo que se dijo en el párrafo anterior en ejemplos prácticos para entender las diferencias. En primer lugar, empezaremos presentando una frase en la que no hay énfasis en el sustantivo «rey»: «Tú eres el rey y por eso tienes que preocuparte por estas cosas»; en este caso, puede ser una conversación en la que una persona de confianza recuerde al monarca sus obligaciones en un a tranquilo y estable. En cambio, si alguien le dice a tu artista favorito «Tú eres el rey»especialmente destacando la última palabra y después haciendo una pausa o añadiendo «Eres el mayor»sí, hay un claro énfasis en el mensaje.

Por último, en lenguaje coloquial, el concepto de énfasis hace referencia a un intensidad o uno especial atención o dedicación que se pone a algo: «El próximo congreso de la Sociedad de Escritores hará hincapié en la poesía contemporánea», «Creo que el gobierno debería poner más énfasis en la lucha contra el narcotráfico», «La campaña contra el dengue subraya la importancia de evitar que el agua se acumule en tacos, estanterías y otros contenedores».

Deja un comentario