Definición de energía solar – Qué es, Significado y Concepto

poder es una capacidad que consiste en transformar o movilizar algo. En el contexto de la economía y la tecnología, el término hace referencia al recurso natural que puede utilizarse industrialmente debido a determinados factores asociados.

Energía solar el adjetivo solar, en cambio, tiene varios usos. Si tomas el significado que viene de la palabra latina solariumse trata de lo que está conectado Tierra (la estrella brillante más cercana a Tierra y que constituye el centro de nuestro sistema planetario).

El energía solarpor tanto, es la que se obtiene capturando el calor y la luz que emite el Tierra. Por sus características, la energía solar es limpia (no contamina) y renovable (porque utiliza recursos que no se agotan).

Es importante tener en cuenta que la potencia de esta radiación solar y su uso por generar energía varían en función de la hora del día, las condiciones atmosféricas y la ubicación geográfica.

Los módulos que permiten aprovechar la energía de la radiación solar se conocen como paneles solares. Este concepto incluye tanto el colectores solares (que captan la energía de la radiación y la transforman en energía térmica, utilizada generalmente para calentar agua) como en placas fotovoltaicas (formado por numerosas células que permiten convertir la luz en electricidad).

En este sentido, es importante subrayar el hecho de que en los últimos años el uso de dichos aparatos, para captar energía solar, ha experimentado un crecimiento importante. ¿La razón? Que el mundo entero ha tomado conciencia de la importancia de la sostenibilidad medioambiental y por eso apuesta por utilizar la energía verde, también conocida como limpia o renovable.

Muchas viviendas, por tanto, ya han instalado paneles y productos similares con el claro objetivo de poder aprovechar la radiación solar para iluminarlos y utilizar aparatos que requieren energía para su funcionamiento. De esta forma, aparentemente se reduce el consumo de electricidad, lo que significa reducir los gastos económicos en la misma, así como reducir la contaminación.

Además de todo lo anterior, debemos subrayar que dentro de la energía solar existen diferentes tipos, entre los que destacan los dos siguientes:

Energía solar térmica de baja temperatura, que es la que utiliza directamente para calentar directamente el agua y que recibe ese nombre porque el agua en ningún momento supera los 80 grados de temperatura.

Energía solar termoeléctrica. Desde los 300 grados hasta los 800 grados son las temperaturas que pueden alcanzarse con el aprovechamiento de este tipo de energía que se utiliza en las grandes centrales eléctricas. Básicamente lo que hacen es trabajar con aceite diatérmico para poder generar la electricidad necesaria.

La energía solar puede utilizarse para conducir vehículos solares (con un motor eléctrico alimentado por este tipo de energía), para conducir hornos solares (con un patrón parecido al efecto invernadero) o calentar habitaciones.

Deja un comentario