Definición de embarazo precoz – Qué es, Significado y Concepto

Él embarazo precoz es aquel embarazo que se produce en chicas yo adolescentes. Desde pubertad, inicia el proceso de cambios físicos que transforma a la niña en una adulta capaz de reproducirse sexualmente. Sin embargo, esto no quiere decir que la niña esté preparada para ser madre.

Concretamente, hay muchas consecuencias negativas para un niño de esa edad. Entre éstas podríamos destacar, por ejemplo, un cambio emocional brutal que lleva a la depresión y también a una ruptura en su vida hasta entonces. Y debe hacer frente no sólo a una carga adulta, como tener un hijo, sino también a sus proyectos formativos, laborales o de vida paralizados.

Todo esto hace que el recién nacido pueda estar sometido a su vez a los problemas físicos y psicológicos de la madre, lo que implica que finalmente tendrá que hacer frente a condiciones como la ceguera, la mala formación o varios retrasos mentales.

Embarazo precoz Según varios estudios, el embarazo precoz es cada vez más frecuente. Esto es un tema prioritario para la salud pública debido al alto riesgo de mortalidad que suele presentar. Los bebés de madres adolescentes suelen tener un peso inferior al nacimiento y suelen ser prematuros.

El inicio del embarazo está relacionado con una determinada situación social, que combina la falta de educación en cuanto a la reproducción y el comportamiento sexual, la falta de conciencia adecuada a la edad y otros factores, como la pobreza (que nos obliga a vivir en situaciones de hacinamiento, por ejemplo). En muchas ocasiones, el embarazo precoz también está relacionado con la violación.

Y todo esto sin olvidar otras causas que también se encuentran entre los principales orígenes del llamado embarazo precoz. Por tanto, entre éstos destacan el consumo de todo tipo de drogas, la falta de modelos a seguir para las mujeres jóvenes, la violencia en el ámbito familiar y la influencia de vivir en un entorno donde es habitual que las mujeres queden embarazadas en una edad temprana.

Es habitual que el embarazo precoz esté condenado a nivel social y familiar. La adolescente embarazada se ve como «Culpable» de una situación «Deseado», por lo que a menudo es discriminada y carece del apoyo que necesita. Por eso, los especialistas insisten en que la primera madre debe contar con la asistencia de la familia e ir acompañada de visitas al médico y tratamiento.

Sin embargo, los médicos subrayan la necesidad de trabajar prevención de los primeros embarazos, con campañas de sensibilización, educación sexual y distribución gratuita de métodos anticonceptivos.

En este caso, podemos decir que se establecen tres modelos de prevención:

primaria. Consiste en el desarrollo de todo tipo de medidas, principalmente educativas y sociales, para prevenir el precoz embarazo. Tiene como objetivo cambiar los comportamientos sexuales.

Secundaria. En este caso, se intenta que una vez producido el embarazo se limiten los problemas que comporta, es decir, se persigue la evolución satisfactoria tanto de la madre como del hijo.

Terciario. Tiene como objetivo conseguir la felicidad y la estabilidad del niño.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario