Definición de ejemplo – Qué es, Significado y Concepto

El término ejemplo viene del latín ejemplar y hace referencia aa hecho o comportamiento que se toma como modelo a seguir o evitar, según el perfil positivo o negativo. En el caso de una circunstancia o de un acto digno de imitación, la aplicación de la palabra podría darse en una frase del estilo «Es un ejemplo de padre»que supone que el persona tomado como ejemplo es un gran padre y es necesario imitar.

Por el contrario, el aspecto nocivo de un ejemplo podría dar lugar a frases como «No debería seguir su ejemplo»expresado de modo que alguien tome conciencia de lo perjudicial que puede ser sin duda conductas o actitudes.

Resiliencia

Una actitud, comportamiento o acción pueden convertirse en ejemplos.

El ejemplo como soporte o prueba

Por otra parte, también se invoca el concepto de ejemplo hecho, cláusula o texto citado en apoyo de una afirmación u opinión concreta. En estos casos, frases como «Para que no haya dudas, voy a poner algunos ejemplos»de modo que el ponente comienza a enumerar casos que refuerzan sus afirmaciones o las demuestran a los demás datos.

La conocida expresión no puede faltar ni siquiera en la aplicación de este término «Por ejemplo»un recurso para el que se utiliza incorporar pruebas o aclaraciones al texto. Igualmente, «Tomar el ejemplo» se utiliza en los casos en que se espera que una conducta incite a la imitación, como en el caso de dicho padre. Otro uso de la noción de ejemplo en este sentido sería: «Como abanderado, debes dar ejemplo delante de tus compañeros» (porque uno estudiante seleccionados para llevar la bandera entender la importancia de su distinción y promover el buen comportamiento entre sus compañeros).

Enseñar con el ejemplo

Educar con el ejemplo implica desarrollar comportamientos positivos que sirvan de guía.

Una guía para educar

Por otra parte, la expresión existe «Enseñar con el ejemplo»con sus variantes como educar con el ejemploque significa mostrar el conjunto de actitudes que esperamos ver a otros para guiarlos en el aprendizaje. Lo contrario es exigir éxito u objetivos sin aportar pruebas que es posible, o pedir al resto que haga las cosas que no hacemos o no estamos dispuestos a realizar.

Esta modalidad de enseñar es el más efectivo y, en muchos casos, el más noble. Casi todas las especies animales la aplican de forma infalible, la nuestra es la única que tumba las estadísticas: casi nunca enseñamos con el ejemplo, pero pidamos a los niños que alcancen los objetivos que no podemos o no queremos, exige ​el gobierno a la gente de allí.’ honestidad que no demuestra y los empresarios, el compromiso con el que no tratan a sus empleados.

No debe pasarse por alto la fuerza de la existencia de un ejemplo, porque es suficiente para justificar afirmaciones imposibles de revocar. Se trata de un fenómeno o rasgo que puede constatarse cuando dos personas discuten sobre la validez o la viabilidad de una idea, un plan de acción o cualquier otra cuestión que una no respeta: si la otra cita un ejemplo parecido que habéis tenido éxitola discusión ya no tendrá sentido.

Volviendo al ámbito de la enseñanza, el ejemplo es una herramienta tan poderosa que puede actuar por sí solo sin ayuda de una lección. teórico. Piense en la gente que tira la basura a la calle con total vergüenza: muchos lo habrán visto hacer la gente mayor, y así se habrá extendido esta actitud de falta de respeto al resto de vivos. Si un niño siempre es compasivo, es probable que siga el mismo camino en la edad adulta.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario