Definición de difamación – Qué es, Significado y Concepto

En latín es aquí donde se encuentra el origen etimológico del término difamación. Y deriva del verbo latino «defamare», que se compone de dos partes claramente diferenciadas: el prefijo «dis-«, que equivale a «divergencia», y el verbo «famare», que es sinónimo de fama».

La difamación es acción y efecto difamatorio (desacreditar a alguien con la difusión información que es contrario al suyo reputación o buena reputación). Por ejemplo: «No voy a permitir la difamación de mis hijos a través de los medios de comunicación», «A pesar de las mentiras del candidato de la oposición, la difamación no tuvo efecto y la gente ha vuelto a acompañarnos en estas elecciones», «La difamación que estas fotografías causaron en su imagen pública fue muy grande».

Difamación Se puede decir que la difamación pretende perjudicarle persona de una acusación. El objetivo es que esta difamación vaya dignidad o él honor del tema, desacreditándolo. Un individuo puede ser calumniado por la comunicación de un hecho real, pero también por mentiras y falsas verdades.

En el caso español, debemos establecer que la difamación es un delito regido por el código penal, en particular entre los artículos 205 y 216. En estos apartados se trata de establecer cuáles son los delitos de calumnia e injuria, así como las sanciones impuestas a quien realiza:
• Calumnias. Es la acción que realiza cada persona que acusa a otra de haber cometido un delito, sabiendo que es mentira o con total desprecio a la verdad. En este caso, la persona que la realiza puede ser sancionada con pena de prisión de hasta dos años así como una multa de veinticuatro meses.
• Insulto. En este caso, podemos decir que es tanto la expresión como la acción que alguien lleva a cabo minando gravemente o lesionando gravemente la dignidad y la fama de otro individuo, llegando incluso a atacar lo que sería su propio cariño . El código penal español en este caso establece que los insultos considerados graves pueden castigarse con hasta catorce meses de multa.

También debe establecerse que en cada uno de estos delitos, además de la pena privativa de libertad o pecuniaria, quien los ha cometido, en las formas que dicte el juez, debe hacer pública la sentencia. Y así, hasta cierto punto, va a reparar el daño causado.

Si es emprendedor maltrato a los empleados, pueden empezar a contar la situación en diferentes ámbitos. De este modo, se iniciará la difamación del empresario, puesto que la empresa no avalará su actuación. Entonces, la imagen del atacante se verá borrosa.

Otra posibilidad es que el empresario sea, de hecho, un hombre justo y educado, y que los hechos denunciados sean sólo uno mentira de una empresa con la que compite mercado. En este caso, el empresario debe realizar todos los esfuerzos para demostrar las declaraciones falsas para que su honor no se vea perjudicado por difamación. La reacción de la empresa mostrará si cree o no al hombre implicado en la denuncia pública.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario