Definición de diácono – Qué es, Significado y Concepto

La palabra griega diáconosque se traduce como “servidor”llegó al latín tardío como diácon. En nuestra lengua la noción venía como diáconun concepto que se utiliza en el campo de religión.

diácon Se llama diácono al eclesiástico que, según la rama cristiana, pueden realizar varias funciones. Generalmente es deber del diácono asistir al sacerdote durante la celebración de la misa.

En este contexto, se trata de grado inferior al que el religioso que recibe el sacramento de Orden Sagrado. San Francisco de Asís, San Lorenzo yo San Esteban son algunos personajes históricos del cristianismo que eran diáconos.

El Concilio Vaticano II se dedicó a la definición de la posición de diáconos en la estructura de la Iglesia católica, señalando que son los responsables de recibir la imposición de manos a la vista del ministerio, no del sacerdocio. El diácono sirve a los fieles en caridad, en palabra y en liturgia.

Hay mucha gente que viene a confundir qué es el diácono con el cura. Por ello, es necesario descubrir sus principales diferencias, entre las que podemos destacar las siguientes:

-Mientras que el sacerdote tiene los llamados poderes sacramentales, el diácono no.

-El sacerdote puede oficiar la gran mayoría de los sacramentos y el diácono no. Sin embargo, este último puede ser autorizado para hacer un funeral. En una misa se encargará de leer, por ejemplo, el Evangelio.

-El sacerdote utiliza diferentes tipos y colores de ropa en función de la ceremonia que oficiará o de su rango. Sin embargo, el diácono lleva siempre una dalmática y una estola de cruz.

Además de todo lo dicho, no se pueden obviar otra serie de aspectos relacionados con el diácono, entre los que cabe destacar los siguientes:

-Su servicio está en la Palabra de Dios y en la Eucaristía, así como en favor de la caridad, la paz y la justicia.

-Como norma general, la formación que debe emprender un hombre para convertirse en diácono consta de tres fases o fases: el aspirante, que tiene una duración de nueve meses; candidatura, que tiene una duración de cuatro años y es un período de formación muy intenso; formación diaconal continua, que hace referencia a lo que es todo el período activo de ello. Una formación en la que la voluntad espiritual, pastoral y humana será fundamental.

Es posible distinguir entre el diácono de transición y la diácono permanente. Al diácono de transición se le concede el Ministerio por un tiempo limitado y entonces el obispo le ordena presbítero. El diácono permanente, en cambio, conserva ese rango, por eso esta ordenación se puede conferir a los hombres casados.

El Iglesia Ortodoxael Iglesia copta y la Iglesia anglicana también tienen diáconos, generalmente dedicados a asistir al Comunidad de distintas formas. En el caso de los diáconos anglicanos, pueden casarse después de la ordenación, a diferencia de los diáconos católicos y ortodoxos.

Deja un comentario