Definición de deshidratación – Qué es, Significado y Concepto

Deshidratación y la procesos y la consecuencia desde deshidratar o deshidratar. Este verbo, en cambio, alude eliminar o perder agua que forma parte de la composición o que contiene un organismo.

Deshidratación Por ejemplo: “La deshidratación de los tomates al sol puede tardar más de un día”, “Es importante beber muchos líquidos cuando hace calor para evitar la deshidratación”, “El paciente fue hospitalizado con un patrón de deshidratación que requirió la administración intravenosa de suero”.

En los seres vivos, la deshidratación está en problema de salud puesto que el organismo no dispone del líquido que necesita para su buen funcionamiento. uno ser humano Debe beberse unos tres litros de agua al día para mantenerse hidratado, aunque esta cantidad puede variar según las condiciones meteorológicas y otros factores.

El calor excesivoel ejercicio extenuante yo enfermedades como el ira puede provocar deshidratación. Entre los síntomas más frecuentes se encuentra el preparandoel sequedad de la piel y la fatiga. Cualquiera que esté deshidratado puede hacerlo sentirse mareado y sufrir desmayado. En el caso de los bebés, es habitual que tengan la boca seca y lloren sin lágrimas.

De la misma forma, no podemos ignorar que otros síntomas que indican que estás experimentando una imagen de deshidratación son orinar con menos frecuencia de lo habitual e incluso tener orina de color oscuro.

Además de todo lo anterior, no se puede obviar que se cree que las personas con mayor riesgo de deshidratación son los niños, las personas mayores, las mujeres embarazadas y los que practican deporte.

No es menos importante saber que existen diferentes tipos de deshidratación:

– Deshidratación hipotónica, que se produce cuando se pierde más sodio que agua.

– Deshidratación hipertónica, que se considera que se produce cuando la pérdida de agua libre es mayor que la de los solutos.

– Deshidratación isotónica, en la que la pérdida de solutos y agua es muy similar.

Asimismo, no podemos olvidar la existencia de lo que se conoce como deshidratación intencionada, que, como su nombre, es lo que la persona busca intencionadamente. Lo hace para conseguir el peso que desea y consiste tanto en limitar el consumo de agua como en sudar en exceso.

Cuando se enfrenta a la deshidratación, lo conveniente es ingerir agua o bebidas isotónicas gradualmente. Beber muchos líquidos a la vez es contraproducente, puesto que puede provocar vómitos. Por otra parte, bebidas con cafeína y con alcohol deben evitarse porque, en vez de revertir la situación, pueden agravar la deshidratación.

Para evitar caer en este problema de salud, se establece que los adultos deben beber entre 2 y 2,5 litros de agua al día. Además, deben seguir una alimentación sana, completa y equilibrada en la que existen alimentos como verduras, frutas, legumbres, lácteos, cereales así como carne y pescado.

El alimentos deshidratadospor otra parte, están sometidos a un proceso de extracción de la agua. Esta disposición facilita el almacenamiento, aplazando la fecha de caducidad.

Deja un comentario