Definición de costo de capital

El coste del capital es la rentabilidad necesaria de los distintos tipos de financiación. Este coste puede ser explícito o implícito y expresado como el coste de oportunidad de una alternativa equivalente a inversión.

De la misma forma, podemos establecer que el coste del capital es el rendimiento que debe obtener una empresa de las inversiones realizadas con el claro objetivo de mantener su valor en el mercado financiero de forma inalterable.

El concepto que estamos tratando ahora también se conoce como tasa mínima aceptable de retorno (TMAR). Concretamente, para su cálculo, es importante tener en cuenta dos factores fundamentales como son el valor de la propia inflación y la prima de riesgo de la inversión correspondiente.

cálculos

La remuneración que reciben los inversores por su aportación de fondos se conoce como el coste del capital.

Coste de capital y estimación del riesgo

Es importante, en este contexto, realizar un estudio en profundidad del mercado. Esto también significa que para determinar tanto el coste total como el coste del capital adecuado, es necesario establecer el coste medio del capital. Para conseguir el mismo resultado, lo que se debe hacer es una exposición clara y la consecución de ponderaciones tanto marginales como históricas.

La determinación del coste del capital, por tanto, implica la necesidad de estimar el riesgo de la emprendeduría, analizando los componentes que conformarán el capital (como el emisión de acciones o el deuda). Existen varias formas de calcular el coste del capital, dependiendo de las variables utilizadas por el analista.

En otras palabras, el coste del capital es la remuneración que recibirán los inversores por contribuir a los fondos agenciaes decir, el pago a obtener de los accionistas y acreedores. En el caso de los accionistas, recibirán dividendos por acción, mientras que los acreedores se beneficiarán intereses por el importe desembolsado (por ejemplo, aportan 10.000 dólares y reciben 12.000 dólares, lo que resulta en intereses de 2.000 dólares sobre su contribución).

Dinero

El coste del capital puede entenderse como la rentabilidad de la financiación.

Evaluación e impuestos

La valoración del coste del capital informa sobre el precio que paga la empresa por utilizar el capital. Este coste se mide como una tasa: existe una tasa por el coste de la deuda y otra por el coste del capital; ambos recursos constituyen el coste del capital.

Hay que tener en cuenta que el capital de una empresa está formado por capital contable externo que se obtiene a través de la emisión de acciones ordinarias en oposición a los beneficios acumulados, el capital contable interno de los servicios públicos retenidos, el acciones preferidas y la coste de la deuda (antes y después de impuestos).

Es decir, en la determinación de dicho coste y también en el análisis en profundidad del capital, es necesario conocer y estudiar cuestiones tan importantes sobre la materia como sería el caso de la deducibilidad fiscal de los intereses, del tipo de la rentabilidad que requieren los accionistas sobre las acciones preferentes, el nivel de apalancamiento o la rentabilidad mínima de las acciones en países que no disponen de bolsa.

Deja un comentario