Definición de contemplar – Qué es, Significado y Concepto

Antes de entrar de lleno en el significado del término contemplar, es necesario descubrir su origen etimológico. En este caso podemos explicar que se trata de una palabra que deriva del latín, exactamente del verbo «contemplario», que puede traducirse como «mirar atentamente un espacio concreto». Asimismo, hay que tener en cuenta que éste es el resultado de la suma de dos componentes delimitados:

-El prefijo «con-«, que equivale a «together».

-El sustantivo «templum», que significa «templo» o «lugar sagrado desde donde contemplar el cielo».

Contemplar es un verbo alude observar o considerar algo. El concepto suele referirse para centrar la atención en alguna materia, que puede ser espiritual o física.

contemplar Por ejemplo: «Me gusta mirar el mar durante horas», «La nueva obra del artista puede verse desde diferentes ángulos gracias a la posición estratégica en el centro de la sala de exposiciones», «Deberíamos considerar otras opciones antes de tomar una decisión».

Si uno persona se detiene en mirar el paisaje, se puede decir que está contemplando el entorno. Esto es lo que hace un sujeto cuando mira el océano desde la playa o cuando llega a un mirador de una montaña, por citar dos posibilidades. La idea de contemplar va ligada a mirar con calma, prestar atención.

Además de todo lo que se muestra, no podemos pasar por alto que hay mucha gente a la que le gusta observar a los pájaros. También podemos decir que hay quien, cuando viaja, elige sus destinos sabiendo claramente que lo que quiere es elegir aquellos donde ver aves espectaculares en sus hábitats naturales.

Entre las ventajas de realizar esta actividad se encuentra el descubrimiento de la belleza de estos animales, el conocimiento de su aspecto y sus formas de vida, así como la contemplación de la riqueza ambiental de un lugar. Esto no pasa por alto el hecho de que contribuye a la relajación, la desconexión de la rutina y el aprendizaje del valor de lo que es la naturaleza.

Asimismo, hay mucha gente que le gusta ir a los museos a ver obras de arte. Lo hacen porque, según varios estudios, además de disfrutar de esta disciplina, se relajan, estimulan el suministro de sangre al cerebro, experimentan diferentes emociones admirándolas e intentando analizarlas…

Contemplar también implica tener algunos datos o detalles en mente. Supongamos que le quiero por un agencia reúnase con su equipo de trabajo para analizar cómo reducir costes, ya que el negocio de la empresa está en pérdidas. Sus consultores, después de analizar diversas cuestiones, le proponen plantear diferentes alternativas: despedir trabajadores, ahorrar energía, trasladar la empresa a un edificio más pequeño, etc.

En el contexto de la religióncontemplar supone calla e intentando deshacerse de las emociones y de los pensamientos consagrado a Dios. La contemplación, en este caso, se asocia con meditación: su finalidad es controlar el cuerpo para llegar a la iluminación del alma y así llegar a una aproximación a la divinidad.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario