Definición de consorcio – Qué es, Significado y Concepto

Consorcios se refiere a unión de dos o más gente que comparten un mismo objetivo o que deben resolver problemas en común. El concepto, cuyo origen se remonta a la palabra latina consorcioa menudo se utiliza para nombrar grupo de vecinos que viven en el mismo edificio.

Consorcios Viviendo en el mismo edificio, la gente debe tomar decisiones consensuadas en temas que afectan a todos. Si se registran averías en un ascensor, por ejemplo, el consorcio debe decidir qué hacer y cómo solucionar el problema, puesto que ningún vecino tiene la autoridad para resolver él mismo.

Es habitual que los consorcios se organicen según una determinada estructura que facilita su funcionamiento. De este modo, los vecinos deben elegir uno presidente del consorcio quien se encarga de las asambleas o se encarga de dirigir los asuntos. Estas elecciones suelen tener lugar después de que todos los miembros hayan votado.

Además de lo dicho, cabe destacar la existencia de un grupo musical español llamado El Consorcio. Es en 1993 cuando, de la mano de la cantautora Rosa León, se constituyó el que está formado por varios miembros del famoso grupo Mocedades.

Carlos Zubiaga, Amaya, Sergio Blanco, Estíbaliz e Iñaki Uranga son, en concreto, miembros de este grupo que tiene diez discos en el mercado, además de varios recopilatorios. Todos ellos incluyen multitud de canciones que se hicieron importantes en España y también en Latinoamérica en los años treinta, cuarenta y cincuenta.

Hasta el Negocios y la Finanzasun consorcio para agrupación de diversas empresas con el objetivo de desarrollar un negocio que ofrezca beneficios para todos. Estos convenios permiten realizar inversiones y realizar obras que, por separado, ninguna empresa podría realizar.

Es importante tener en cuenta que en un consorcio, cada uno agencia mantiene su autonomía e independencia. Es por eso que no debe confundirse la noción de consorcio con la noción de fusióndonde la unión de las empresas implica el fin de la existencia individual de cada uno de los participantes.

Este tipo de consorcio económico-financiero expuesto debe constituirse para tener sus orígenes en los años sesenta. Y fue entonces cuando se llevaron a cabo una serie de iniciativas en Brasil con el claro objetivo de dar el impulso necesario a la economía del país.

De este modo, hasta ahora, aquellos consorcios han ido evolucionando y se han adaptado a los tiempos, pero han seguido alcanzando sus objetivos económicos de la mejor forma posible en favor de quienes los hace.

Los consorcios contribuyen ventajas competitivas ya que los gastos y costes son compartidos por los participantes, facilitando la consecución de los objetivos financieros.

Tampoco hay que pasar por alto que existen otros tipos de consorcios que dependen más de las instituciones públicas y menos de las empresas privadas. Se trata de consorcios que ofrecen interesantes servicios a los ciudadanos. De esta forma podríamos destacar el Consorcio de Turismo de Córdoba (España) o el Consorcio de Transportes de la ciudad de Cádiz.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario