Definición de competitividad – Qué es, Significado y Concepto

Lo primero que haremos para que podáis conocer el significado del término competitividad es descubrir su origen etimológico. En este caso podemos decir que es una palabra que deriva del latín como resultado de la suma de varios componentes de la lengua:

-El prefijo «como-«, que significa «juntos».

-El verbo «petere», que es sinónimo de «atacar».

-El sufijo «-padre», utilizado para indicar calidad.

A partir de todo lo anterior, podemos decir que competitividad significa «calidad relativa en la lucha por alcanzar un objetivo».

Se llama competitividad al capacidad de competir: concurso el comprobar de algo, competir por quedarse con lo que otro u otros también están intentando conseguir. La idea de competitividad se refiere a tener el habilidades necesarias para enfrentarse a los competidores.

Competitividad El concepto se utiliza a menudo en los ámbitos económico y comercial. Las empresas o el países competitivos son aquéllos que, gracias a su gestión de recursos, pueden obtener ventajas sobre los demás y así ganar cuota de mercado.

Muchos factores afectan a la competitividad de la empresa. Entre los más importantes destacan el nivel de salarios y precios de los inputs y la relación que se establece entre ellos calidad y el coste del producto.

Segundos teoría, una empresa que paga salarios en función de sus ingresos, accede a los inputs a precios asequibles y ofrece un producto de buena calidad a su precio, será competitiva. Por otra parte, quienes pagan sueldos altos, compran inputs caros y venden productos con poca relación calidad-precio no son competitivos.

Estas ideas a menudo se transmiten Pueblos. Sin embargo, según se administren estas variables, pueden provocar graves problemas sociales. Supongamos que un gobierno, a fin de que su nación sea más competitiva, está presionando por una reducción de los salarios. Esta decisión puede provocar que muchos trabajadores no logren los ingresos necesarios para cubrir sus necesidades. El aumento de la competitividad, por tanto, supone un empeoramiento de la calidad de vida.

En el ámbito laboral es muy habitual que exista competencia entre distintos trabajadores para ser reconocidos e incluso para conseguir un ascenso. Sin embargo, es especialmente importante que los líderes empresariales no duden en promover una competitividad sana y no contraproducente. Esto es lo que pueden hacer con medidas como estas:

-El líder o gerente debe apostar por el reconocimiento y la exaltación de cada uno de los empleados en aquellos aspectos que ha sabido destacar.

-Es importante tener claro que existen límites a la competitividad. En otras palabras, no todo vale la pena por alcanzar los objetivos.

No menos importante es que también debe fomentarse la competitividad colaborativa. Esto significa que es importante ser consciente de que los empleados de todos tienen algo positivo que uniéndose con las cualidades de los demás puede conseguir un proyecto sólido y grande. Se trata de fomentar el sentido de trabajo en equipo.

En el campo de deportela competitividad está asociada posibilidad un equipo o un deportista para derrotar a cualquier rival. Por ejemplo: «Con la jubilación de nuestro capitán hemos perdido competitividad», «Nuestro equipo ha vuelto a demostrar su competitividad al término de la gira con seis partidos ganados y sólo dos perdidos».

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario