Definición de ceder – Qué es, Significado y Concepto

Producto El verbo productoque proviene de la palabra latina producto, tiene varios usos. El primer significado mencionado en el diccionario de la Real Academia Española (RAE) alude procurar, proporcionar o entregar algo a alguien.

Por ejemplo: “El magnate ruso ha anunciado que venderá parte de los terrenos para la construcción de una escuela pública”, “El gobernador no quiere renunciar al poder”, “La selección española podría dar paso al delantero sueco que no tiene sitio en la plantilla”.

El rendimiento también puede referirse acto de entregarse, perder o ser sometido: “No voy a renunciar por mucho que me amenacen: estoy dispuesto a ir a las últimas consecuencias”, “Las críticas obligaron al gobierno a rendirse”, “Las autoridades no están dispuestas a ceder a ellas queja de los terroristas”.

En las relaciones interpersonales, ceder puede tener una connotación negativa si lo es represión de los propios sentimientos, pero también positivos, si sirve para adaptarse a las necesidades del otro sin dejar de lado las propias. Dada la gran complejidad de los vínculos emocionales, es muy difícil distinguir claramente las decisiones nocivas de las constructivas.

Cuando nos acercamos a una persona para compartir nuestra vida con él, es más habitual que se produzcan diversas fases bien definidas y que la primera se caracterice por un enamoramiento que esconde los defectos del otro bajo un velo de envoltorio; si no sabemos aceptar con madurez el paso a la segunda etapa, en la que comienzan a hacerse visibles diferencias y aparecen los primeros rozamientos, así que no existen muchas posibilidades de que la relación sea duradera.

Ceder a los obstáculos que nos impiden ser felices es bueno, porque puede suponer deshacernos de actitudes o modos de pensar que atacan la nuestra. Bienestar; En una relación, estos pueden ser nuestros rasgos de personalidad que nos han sido útiles en el pasado, en casa de nuestros padres, pero que no son compatibles con nuestra pareja, por eso debemos archivarlos y sustituirlos por otros.

Si, por el contrario, cedemos a ciertas cosas presiones con el único propósito de no perder al otro aunque nuestra decisión nos duela y no nos permita respirar, entonces el verbo puede convertirse en nuestra condena personal. La adaptación a los demás debe tener siempre un límite: no hay nada malo en moldearse, como hacen todas las demás especies de seres vivos para organizarse en sociedad, pero nunca debemos aplastar lo que nos hace únicos.

ProductoEn el campo de deportese asocia con cedi perdiendo posiciones o tiempo en comparación con la ganancia de un oponente: “El piloto australiano acaba de perder cuarenta y ocho segundos ante el líder en la última vuelta”, “Con esta derrota, Italia cedió cuatro posiciones en la mesa”, “El tenista serbio gana el torneo sin sufrir ningún set”.

Cuando un objeto cae o se rompe a causa de la acción de a bastante intensose puede decir que ha dado: “¡Ten cuidado! El puente está a punto de hundirse por el peso”, “El gran caudal de agua hizo que la presa se hundiera y hubo una riada”.

Por último, el concepto se puede referir disminución de la intensidad de fiebre, el resfriadoviento u otro factor: “Las rachas empezarían a disminuir a partir de mañana”, “Las bajas temperaturas todavía no ceden”.

Precisamente en este último sentido podemos apreciar algunos matices de este término, como la acción de “rendir” o perder suficiente«, que también ocurre cuando nos adaptamos a una situación que requiere un cambio para conseguir la armonía.

Deja un comentario