Definición de autocontrol – Qué es, Significado y Concepto

El término autocontrol consiste en la unión de dos palabras que provienen de lenguas distintas. En primer lugar se forma a partir de la palabra «yo» que deriva del griego espectáculos y se traduce como «yo». En segundo lugar, está la palabra «control» que viene del francés y es sinónimo de dominación y control.

Por tanto, a partir de este origen etimológico, podríamos subrayar que la definición literal del término que estamos tratando es la de «autocontrol».

Meditación

El autocontrol implica el control voluntario de las propias reacciones e impulsos.

Concepto de autocontrol

Autocontrol es un término que ha sido aceptado recientemente por la Real Academia Española (RAE). Éste es un concepto referido control de los propios impulsos y reaccionesy que implica una serie de técnicas de relajación.

El autocontrol podría definirse como capacidad consciente para regular los impulsos voluntariamente, con el objetivo de conseguir un mayor equilibrio personal y relacional. Uno persona con autocontrol puedes manejar tus emociones y regular tu comportamiento.

El autocontrol es, en cambio, una herramienta que permite, en tiempos de crisis, distinguir entre lo que es más importante (lo que durará) y lo que no es tan relevante (lo fugaz).

Sin embargo, también debe tenerse en cuenta que el autocontrol a menudo se considera negativo y determina que se considere «frío». Un ejemplo sería: “Manuel tenía un autocontrol tan fuerte que no derramó ni una lágrima cuando Eva le contó todo lo que sufría por la relación que estaban manteniendo”.

Relájate

Para conseguir el autocontrol, es necesario estar relajado.

La importancia de la relajación

Los especialistas en autocontrol recomiendan, siempre que sea posible, no forzar el cuerpo ni la mente. Cuando un individuo está relajado, tranquilo y descansado, está en mejor posición para afrontar las dificultades. Por otra parte, es necesario autocontrol diálogo pacíficopara evitar que el enfrentamiento derive en situaciones de violencia emocional o incluso física.

El paciencia es una virtud clave en lo que respecta al autocontrol. El psicólogos enseñan que una persona sabe perdonarse por sus errores y errores, lo que contribuye a su equilibrio interior y le prepara para aceptar las debilidades y los errores de los demás.

Hay que tener en cuenta que el principal enemigo del autocontrol es el ideas irracionales, que provocan, por ejemplo, carencia de autoevaluación, inseguridad, dependencia psicológica y necesidad de aprobación. Estas ideas también pueden provocar depresión.

Técnicas de autocontrol

También cabe destacar que ante estas situaciones que pueden provocarnos estrés y que consiguen hacernos perder la paciencia, existen una serie de técnicas de autocontrol que recomiendan expertos del sector. Es un conjunto de pautas muy sencillas que harán que nos tranquilicemos, que no nos dejemos guiar por nuestros impulsos y que no nos molestemos más de lo estrictamente necesario.

En este sentido, entre los más significativos está, por ejemplo, el bostezo. Y el bostezo consigue calmar nuestra respiración y esto hace que nuestro cuerpo se relaje y se calma. Esta acción también se conseguirá eliminando la tensión de nuestra mente.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario