Definición de aguas termales – Qué es, Significado y Concepto

Aguas termales Las aguas termales yo soy aguas con una gran cantidad de minerales que brotan de la tierra de forma natural ya una temperatura superior a aa 5 °C la temperatura registrada en la superficie. Estas aguas se originan en las capas subterráneas del planeta y por tanto son cálidas, hecho que las diferencia del agua de mar o de los ríos.

Muchas veces las aguas termales se encuentran en la zona de fallas geológicas: por estas fallas penetran el aguas subterráneas que, una vez llegan a la profundidad, se calientan. Luego vuelven a superficies ya más cálidas o incluso como a vapor.

Según los minerales que contienen, las aguas termales se pueden clasificar de forma distinta. En este sentido podemos hablar aguas sulfurosas (alto en azufre), aguas cloradas (incluido el cloro) e aguas ferruginosas (tienen hierro), entre otros. En cuanto a su temperaturaestán los aguas supertermales (que son superiores a 100 ° C), aguas hipertermales (entre 45 °C y 100 °C), aguas mesotérmicas (de 35 °C a 45 °C), aguas hipotérmicas (entre 20 °C y 35 °C) y otros.

La mineralización del agua y la temperatura hacen que se tengan en cuenta las aguas termales terapéutico. Muchos expertos afirman que bañarse en las aguas termales ayuda a minimizar diversas enfermedades y ayuda a combatir Fatiga. Por este motivo, es habitual que los resorts se construyan en torno a las aguas termales, con hoteles, restaurantes, etc.

Argentina, Colombia, Ecuador, España, Estados Unidos, México yo Uruguay son algunos de los Pueblos que tienen complejos de agua termal.

Beneficios de las aguas termales

Aguas termalesComo se ha mencionado anteriormente, las aguas termales son famosas por los beneficios que nos pueden dar al cuidado de las nuestras Salud, tanto para prevenir diversas enfermedades como para curar a otras. Sin embargo, a pesar de los numerosos beneficios del baño, es importante saber que las prácticas excesivas o inadecuadas pueden tener consecuencias negativas, como la presión arterial baja y los mareos.

En cuanto a las formas en que se utilizan las aguas termales para aprovecharlas sus propiedades curativas, los baños son los más normales, aunque también sirvan para calentar las habitaciones, pueden ser inhalados y regados. Es importante recordar que la curación de enfermedades con la ayuda de estas aguas no es algo típico de nuestra época: del 2000 a. C. hay constancia de su uso por las civilizaciones antiguas para éste y otros propósitos, tales como fomentar las relaciones sociales.

Los efectos que causan las aguas termales en el cuerpo humano pueden dividirse en tres grupos, aunque todos se producen al mismo tiempo: biológicos, químicos y físicos. El baño aumenta la temperatura corporal, elimina virus y gérmenes, aumenta la presión hidrostática, la oxigenación y circulación de la sangre, favoreciendo así la disolución y eliminación de toxinas.

El aumento de la oxigenación también permite que los tejidos se alimenten de forma más eficiente, favorece el metabolismo y estimula las secreciones del hígado y el estómago, con la consiguiente mejora del proceso digestivo.

Los baños repetidos en aguas termales durante varias semanas pueden normalizar la función endocrina y el rendimiento general. sistema nervioso. Por otra parte, se sabe que el sistema inmunitario también percibe beneficios como el aumento de la producción de endorfinas, la regularización de la función glandular y una relajación mental ideal para hacer frente a las dificultades de la vida adulta.

Con la ayuda de baños regulares en las aguas termales, especialmente aquellas que contienen azufre, es posible combatir algunas enfermedades de la piel, como por ejemplo hongos, dermatitis y psoriasis. La cicatrización de heridas y otras lesiones cutáneas también se ve mejorada por éstas tratamientos.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario