¿A qué juega un niño de 3 años? Su desarrollo y entretenimiento

Para entender a qué juega un niño de tres años y por qué, primero debemos establecer en qué punto de su desarrollo se encuentra.

El niño de tres años encuentra un cambio muy importante en este momento de su vida, ha pasado de ser un bebé a un escolar. Debe empezar a seguir normas e interactuar con niños de su misma edad. Con un poco de suerte, acaba de superar la etapa de las rabietas (queridos padres, los «malditos dos años» son insufribles, lo sabemos, pero también se superan) y estos ataques de ira desmedida y desesperación son cada vez menos frecuentes. El niño de tres años comienza a desarrollar su psicomotricidad fina y empieza a mostrar interés por jugar con otros niños de su edad, interactuando con ellos, y no solo jugando junto a ellos.

Cómo desarrollar las habilidades de un niño de tres años

Es importante ayudar al niño en su desarrollo, tanto en el desarrollo motor como en sus interacciones sociales con niños de su edad. Para este propósito, los padres y educadores pueden orientar al niño mediante actividades adecuadas para su edad, que potencien estas nuevas habilidades. También es importante fomentar la interacción con otros niños, tanto en el aula por parte del educador, como en el parque o las reuniones sociales y familiares por parte de los padres.

La mejor manera de conseguir esto es mediante juegos orientados a esta edad.

Juegos perfectos para niños de tres años

Seguro que a estas alturas estás preguntándote cómo juega un niño de tres años, pero no te preocupes si aún no lo tienes claro, porque vamos a darte algunas pistas.

Al niño de tres años le encanta utilizar su recién estrenada motricidad fina, ya puede sostener piezas pequeñas en la mano e intentar encajarla en el lugar adecuado. Para esto son ideales los juegos de encajar piezas y de mosaico. También los juegos que desarrollan la memoria son muy adecuados para ellos, tanto para jugar en solitario como con otros niños. 

A esta edad, lo más habitual es que ya haya superado la fase de meterse todos los juguetes en la boca, así que puede empezar a relajarse el policía interior que llevas dentro y le puedes dar más autonomía. Sabemos que esa sensación de inseguridad seguirá durante un tiempo, es normal, pero poco a poco irá desapareciendo, te lo aseguro, incluso llegará un momento en el que agradecerás perderle de vista un rato (“hola, adolescencia, qué pocas ganas tenemos de verte”), aunque en ese momento las preocupaciones serán otras muy diferentes. Pero dejemos eso por ahora, ya lloraremos cuando llegue el momento.

 

Los juegos de niños de tres años son, por tanto, una herramienta ideal para ayudarles en su desarrollo. En ocasiones deberemos dedicar un rato a explicarles el funcionamiento, pero la mayoría de estos juegos les permiten el juego en solitario fomentando su independencia. Ahora que ya sabes a qué juega un niño de tres años, solo tienes que elegir los juguetes que más te gusten para ayudarle en el desarrollo de sus recién estrenadas habilidades.


Hinterlasse einen Kommentar

Bitte beachten Sie, dass Kommentare vor der Veröffentlichung genehmigt werden müssen.