29 de Julio de 1886 es la botadura del buque español de guerra "Destructor", ideado por el marino Fernando Villaamil, que sirvió de modelo a todas las marinas del mundo.

Tal día como hoy (29 de Julio) de 1886 es la botadura del buque español de guerra "Destructor", ideado por el marino Fernando Villaamil, que sirvió de modelo a todas las marinas del mundo.
       
Fernando Villaamil Fernández-Cueto nació el 23 de noviembre de 1845 y fue un oficial naval , recordado por su profesionalidad reconocida internacionalmente y por ser el diseñador del primer buque de guerra destructor de la historia .
     
En 1861 ingresó en el Colegio Naval de San Fernando de la Armada Española , y un año después pasó, como guardiamarina, a bordo de la fragata Esperanza.
     
En aquel tiempo era preocupación de las marinas la neutralización de la amenaza que presentaban los barcos torpederos, por lo que se empezó a trabajar en el diseño de buques rápidos que pudieran destruirlos. 
     
En la década de los 1880 se comenzaron a construir los primeros buques contratorpederos casi siempre en el Reino Unido, aunque algunos fueron por encargo de marinas extranjeras. En 1884 se construye el HMS Swift (TB81) y en 1885 se comienza el Kotaka para Japón, precursores de los destructores que vendrían después.
     
En 1884, Villaamil fue nombrado Segundo Oficial del Ministerio de Marina. Como tal, tomó la iniciativa de estudiar y diseñar una nueva clase de buque de guerra destinado a luchar contra los entonces nuevos torpederos.
     
Villaamil, que estaba muy a la cabeza en cuanto a tecnología naval, tuvo en cuenta estas ideas y desarrollos cuando, por encargo del ministro de Marina, diseñó un proyecto y solicitó a varios astilleros británicos propuestas de construcción de un nuevo buque contratorpedero. En 1885 fue elegida la presentada por los astilleros de James & George Thomson de Clydebank (Escocia) y el nuevo buque, bautizado Destructor fue entregado formalmente a la Armada española el 19 de enero de 1887. 
     
El diseño del Destructor influyó decisivamente en el de posteriores barcos construidos para otras Armadas, entre ellas la británica y a partir de entonces la reputación profesional de Villaamil alcanzó niveles internacionales.
     
Como curiosidad comentar que en 1892 Villaamil logró que el ministerio de Marina aprobara, dentro de las celebraciones del IV centenario del descubrimiento de América, un proyecto largamente propugnado por él: un viaje de circunnavegación a vela, como aprendizaje de los guardiamarinas de la Armada.
        
 ---------------------------------------------------------------------------------------------------
- Fernando, tenemos un problema
- digame
- necesitamos un buque de guerra que acompañe a los barcos de transporte de guerra
- ¿solo que los acompañe?
- que los acompañe para defenderlos
- ah
- ¿crees que puedes hacer algo?
- ¡si!
- ¿si?
- ¡construiré un destructor!
- ¿un destructor?
- ¡si! ¡un destructor!
- muy bien... y, ¿cómo será?
- no sé
- ¿cómo que no sabes?
- no tengo ni idea.
- ¿entonces?
- de momento ya tengo un nombre molón: ¡Destructor!
- ya...

Hinterlasse einen Kommentar

Bitte beachten Sie, dass Kommentare vor der Veröffentlichung genehmigt werden müssen.