¿De qué estan formadas las nubes?

Las nubes son un espectáculo común en el cielo. Se forman cuando el aire se eleva, se enfría y se condensa en gotas de agua o cristales de hielo. La mayoría de las nubes están formadas por gotas de agua, pero algunas pueden estar formadas por cristales de hielo (llamadas nubes de hielo). Hay diferentes tipos de nubes que se forman en función de su altura en la atmósfera y de la cantidad de humedad disponible para que se condensen en gotas de agua líquida o en cristales de hielo sólidos. Las nubes se forman cuando el aire caliente se eleva y se enfría a mayor altura, donde es menos denso que cerca de la superficie de la Tierra; esto hace que el aire se desprenda de su humedad en forma de gotas de agua o cristales de hielo (según la altura a la que se eleve), formando partículas de nubes que aumentan de tamaño a medida que descienden hacia zonas de menor presión, donde vuelven a ser más cálidas.

Las nubes están formadas por gotas de agua o cristales de hielo.

Las nubes están formadas por gotas de agua o cristales de hielo. Las gotas de agua se forman cuando el vapor de agua se condensa, que es el proceso de pasar de un gas a un líquido. Los cristales de hielo se forman cuando el vapor de agua se congela, es decir, cuando pasa de líquido a sólido. Los tipos de nubes reciben el nombre de su forma o de la altura a la que se encuentran en el cielo. Por ejemplo, los cúmulos son altos y de aspecto hinchado; los estratos lo cubren todo como si fuera niebla; los cirros parecen volutas de humo que flotan con el viento.

Hay diferentes tipos de nubes.

Hay diferentes tipos de nubes. Se clasifican por su altura, forma y apariencia. Los principales tipos de nubes son

  • Cúmulos – Son hinchados y blancos y a menudo parecen bolas de algodón. Pueden crecer hasta convertirse en imponentes cabezas de trueno que provocan fuertes vientos y lluvias torrenciales en el suelo. Los cumulonimbos también producen truenos y relámpagos porque contienen cristales de hielo que se frotan en las bolsas de aire sobre el suelo, creando electricidad estática.
  • Estratocúmulos – Son nubes de color gris-marrón o blanco formadas por muchas capas llamadas estratos (que significa «capa»). Los estratocúmulos se forman a partir de las gotas de agua congeladas que se forman alrededor de las partículas de polvo en el aire a gran altura en los días despejados cuando hay mucha humedad en la atmósfera inferior por debajo de ellos (troposfera). A veces, este tipo se parece más a los cúmulos en condiciones muy frías, donde se congela más rápido de lo que le da tiempo a subir a un aire más cálido, como lo haría normalmente con menos humedad cerca del nivel del mar, donde las temperaturas permiten una menor evaporación de la humedad en general, antes de llegar a un aire más frío en lo alto, una vez más, cerca de los 14.000 pies sobre el nivel del mar, más o menos, dependiendo de la ubicación geográfica a lo largo de las líneas costeras, donde los vientos predominantes soplan hacia el interior, hacia las masas de tierra, frente a la costa, lejos de dichas líneas costeras, después de golpear las aguas poco profundas primero, antes de pasar a aguas oceánicas más profundas, más allá de las plataformas continentales, donde existen corrientes más profundas, junto con olas más fuertes que rompen contra ellas también.

El aire caliente puede contener más agua que el aire frío.

Para entender cómo se forman las nubes, tenemos que ver lo que ocurre cuando el aire caliente sube y se enfría. Cuando el aire caliente es menos denso que el aire circundante, se eleva. Al hacerlo, su temperatura desciende y el vapor de agua que contiene comienza a condensarse en gotas. Este proceso se denomina formación de nubes. A medida que se forman más gotas de agua, éstas se vuelven más pesadas que su entorno y vuelven a caer (o «llover»), dejando atrás sólo las diminutas partículas de agua: ¡por eso las nubes son blancas!

Las nubes se forman cuando el aire húmedo sube y se condensa.

En resumen, las nubes se forman cuando el aire húmedo asciende y se condensa. El proceso de condensación requiere temperaturas más frías que suelen encontrarse a mayor altura, por lo que, a medida que el aire caliente asciende, se enfría y deja caer su humedad en forma de gotas de agua o cristales de hielo. Estas gotas o cristales aumentan de tamaño hasta que vuelven a caer a la Tierra en forma de precipitaciones: lluvia, nieve, aguanieve, granizo o llovizna helada (bolitas de hielo).

Conclusión

Las nubes son increíbles. Pero, ¿qué te parece? Esperamos que este artículo te haya enseñado algo nuevo sobre la ciencia que hay detrás de las nubes. En todo caso, debería haberte dado una mejor comprensión de lo que se necesita para que el agua se convierta en hielo o vapor y cómo se forman las nubes en nuestra atmósfera.

Deja un comentario