de ciencias estereotipo y cifras

Estereotipos, falta de referentes, desigualdad, brecha de género en matemáticas fueron ciertas causas que esgrimió la Dra. Maria Teresa Santander Gana, académica de la Facultad de Santiago de Chile, en frente de la poca presencia de mujeres en carreras enlazadas con las Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas (STEM).

Análisis que se dio en el contexto de la inauguración del Año Académico de la Capacitad de Ingeniería de la Facultad de Playa Ancha, que lideró la decana suplente Verónica Balancee Ramírez adjuntado con los directivos de los Departamentos Disciplinarios y que contó con la existencia de alumnos y enseñantes.

Solo el 30% de la gente estudiosas en ciencia son mujeres 

Según el informe Women in Science  de la Organización de las ONU para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), solo el 30% de estudiosos y científicos en el planeta son mujeres. Según Audrey Azoulay, directiva general de la UNESCO, “a fin de que las políticas y los programas en temas de igualdad de género sean verdaderamente transformadores, tienen que remover los estereotipos de género a través de la educación, mudar las reglas sociales, fomentar modelos positivos de mujeres científicas y sensibilizar a las instancias mucho más altas de adopción de resoluciones. Debemos hallar no solo que las mujeres y las pequeñas concurran en los campos de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (CTIM), sino además de esto estén capacitadas para regentar y también crear, y que tengan el acompañamiento de políticas laborales y etnias institucionales que aseguren su seguridad, tengan presente sus pretensiones como mamás y las incentiven por seguir y progresar en estas carreras”.

En 2020, 4 mujeres fueron premiadas en los Nobel del total de 12 galardones. Desde la creación de estos premios, en 1901, el número de premios para mujeres fué de 58 en frente de los 876 que fueron concedidos a hombres. Esto quiere decir que solo el 6% de los premios mucho más esenciales del mundo fueron entregados a mujeres. Los reconocimientos para las mujeres tuvieron mayor prevalencia en áreas como Paz, Literatura y Medicina. En Física, por poner un ejemplo, solo el 1.4% de premios fueron entregados a mujeres. El Nobel de Paz es el premio que mucho más mujeres han ganado: fueron 17 en frente de 90 hombres, lo que quiere decir que el 18,9% de estos reconocimientos fueron concedidos a mujeres.

En Perú, según con el Registro Nacional de Estudiosos en Ciencia y Tecnología (REGINA), tres de cada diez estudiosos en ciencias y también ingeniería son mujeres. No tiene que ver con un apunte apartado sino más bien del reflejo de la inclinación de la brecha de género en el planeta, que más allá de que se fué reduciendo, persiste en distintas latitudes. Y como es visible, nuestra facultad no es la salvedad.

Históricamente la brecha de género en carreras de ciencias y también ingeniería fué enorme. Según la investigación ¡Aquí hay que hacerse respetar! Mujeres entre hembras y metales, de la socióloga Alizon Rodríguez, entre 1995 y 2005, de los 6465 egresados ​​de siete especialidades de ingeniería de la PUCP, solo 1045 eran mujeres.

La desigualdad prosigue vigente hoy día. Según estadísticas de la facultad, en el primer semestre de 2016, de la Capacitad de Ciencias y también Ingeniería egresaron 343 alumnos: 250 hombres y solo 93 mujeres. El interrogante es, ¿por qué razón el día de hoy estas carreras prosiguen siendo espacios enormemente masculinizados?

Corte de género

La gaceta ‘Nature Human Behaviour’ publicó a fines de agosto un trabajo de investigación hecho por un conjunto de estudiosos del CNRS (Centro National de Recherche Scientifique, Francia) exactamente en qué se estudiaban los cortes de género en las resoluciones de los jurados de su institución. La conclusión a la que llegan es que, ciertamente, hay estos cortes que frenan la promoción de las mujeres. Este estudio se apoya en endecisiones reales tomadas por comités de contratación, no en una situación falsa como el popular efecto de Jennifer y John. Esto es, las resoluciones tomadas por estos comités han perjudicado a las carreras expertos de personas específicas.

El aparato de investigación examinó a lo largo de un par de años a 40 jurados causantes de valorar las peticiones –en todas y cada una de las disciplinas, desde las ciencias mucho más teóricas hasta las humanidades– para los puestos de directivo/a de investigación del CNRS, el mayor estatus viable en esta institución. Un total de 414 personas respondieron acuestionarios a lo largo de los reposos en las sesiones de evaluación.

Las científicas y divulgadoras Digna Couso, Marta Macho y Clara Dentera apuntan causantes clave, como los estereotipos forjados desde la niñez, la carencia de referentes rutinarios con los que identificarse y la carencia de información y orientación profesional

Esta información se composición en los próximos bloques. Puedes pinchar en todos y cada apartado para ir de forma directa a los puntos que mucho más te interesen:

  1. Introducción y datos
  2. La decisión en ESO y Bachillerato no de nota
  3. Autopercepción y autoexigencia en la escuela
  4. Los estereotipos
  5. Imagen distorsionada de los científicos
  6. opinión

Deja un comentario