¿Cuándo apareció el sacapuntas?

El sacapuntas es un pequeño y sencillo aparato, pero existe desde hace cientos de años. De hecho, el primer sacapuntas fue inventado en el año 1800 por un carpintero de Pensilvania. La primera patente conocida de un sacapuntas eléctrico se registró en 1916, pero en ese momento ya existían sacapuntas mecánicos. Los sacapuntas eléctricos actuales son más rápidos y fáciles de usar que nunca; además, son lo suficientemente compactos como para caber en el escritorio o la encimera sin ocupar mucho espacio ni estorbar. ¿Pero cómo funcionan? Vamos a descubrirlo.

Las barritas de grafito se utilizaban para escribir al menos desde el siglo XVI.

Las barritas de grafito se utilizaban para escribir al menos desde el siglo XVI. El grafito se extraía en Inglaterra y Alemania y se utilizaba como pigmento en la pintura.

Se cree que el primer sacapuntas de la historia fue fabricado en 1800 por John Lee Love, un carpintero de Somerset, Pensilvania.

Se cree que el primer sacapuntas de la historia fue fabricado en 1800 por John Lee Love, un carpintero de Somerset, Pensilvania. En 1890, ya vendía su invento, que utilizaba una manivela para hacer girar una rueda de corte. Era portátil y podía utilizarse en cualquier lugar.

El sacapuntas tenía muchos usos además de afilar lápices. La cuchilla metálica también cortaba el pelo y las uñas.

Comenzó a vender su invento en 1890.

Edison comenzó a vender su invento en 1890. Se llamaba «Sacapuntas». El sacapuntas portátil era un cilindro parecido a una linterna de vela con dos agujeros en la parte superior y uno en la inferior; funcionaba con una manivela.

Su sacapuntas era portátil y utilizaba una manivela para hacer girar una rueda de corte.

Antes de que busque en su tienda de antigüedades un sacapuntas antiguo, es importante tener en cuenta que este invento se fabricó realmente en el siglo XIX, no en el XVIII.

El carpintero de Pensilvania que lo inventó llamó a su sacapuntas portátil «el sacapuntas». Montó una rueda de corte con bisagras en una manivela, que podía hacer girar con una mano mientras sostenía el lápiz con la otra. El diseño era sencillo y elegante, y al parecer tan práctico que se convirtió en un éxito inmediato entre los escolares (y sus profesores).

En 1896, Walter K. Foster de Boston patentó un afilador que combinaba una cuchilla de acero y una rueda de esmeril en un solo dispositivo.

Es posible que haya oído hablar de Walter K. Foster, el inventor del sacapuntas moderno. Inventó el primer sacapuntas eléctrico en 1896, que se utilizó en las oficinas en la década de 1920. Otros inventos de Foster son una versión mejorada de una máquina mimeográfica y el primer sistema de central telefónica de disco giratorio.

En 1916, Henry Lee Proctor patentó un sacapuntas eléctrico.

Según la patente estadounidense 1.081.946, expedida el 6 de mayo de 1916, Henry L. Proctor inventó un sacapuntas eléctrico que podía ser utilizado por personas discapacitadas o con destreza limitada.

El título de la patente era «Sacapuntas eléctrico». Se trataba de un sacapuntas con un dispositivo de sujeción manual para fijar el lápiz en su sitio y un medio automático para hacer girar la rueda de corte cuando se accionaba con el pedal del usuario (palanca de pie).

Fue el primero de su clase y sería adoptado en las oficinas en la década de 1920.

El sacapuntas fue inventado en 1800 por John Lee Love, un carpintero de Somerset, Pensilvania. Fue el primero de su clase y se adoptaría en las oficinas en la década de 1920.

Conclusión

Se puede ver que el sacapuntas ha recorrido un largo camino desde sus primeros días. El primero fue inventado por John Lee Love en 1890, era portátil y utilizaba una manivela para hacer girar una rueda de corte. No fue hasta 1916 cuando Henry Lee Proctor patentó un sacapuntas eléctrico que luego se adoptaría en las oficinas en la década de 1920.

Deja un comentario