¿Cuáles son las tres dimensiones espaciales del universo?

Sabemos que hay tres dimensiones espaciales (arriba/abajo, izquierda/derecha, adelante/atrás) en el universo. La convención de utilizar una caja con ejes etiquetados como x, y y z para describir el universo es útil. Cada punto del espacio puede describirse como una coordenada x, y y z. En realidad, el espacio no es realmente plano; está curvado por la gravedad. Moverse a lo largo de lo que parece ser un camino recto en él, en realidad te mueve a lo largo de un camino curvo en el espacio-tiempo, que es como funciona la gravedad.

Las 3 dimensiones espaciales (arriba/abajo, izquierda/derecha, adelante/atrás) corresponden a las 3 dimensiones del espacio tridimensional

Las tres dimensiones espaciales (arriba/abajo, izquierda/derecha y adelante/atrás) corresponden a las tres dimensiones del espacio tridimensional. Las tres dimensiones temporales del tiempo también se definen como una secuencia unidireccional: pasado, presente y futuro.

Puede que te resulte familiar la idea de que el espacio y el tiempo están conectados en física por la teoría de la relatividad de Einstein. Esta teoría se basa en la idea de que el espacio-tiempo está curvado por la gravedad, lo que hace que los objetos que se mueven a través de él -como la luz o los planetas- viajen a lo largo de una trayectoria curva en lugar de hacerlo en línea recta como lo harían de otro modo. En otras palabras, cada vez que un objeto se desplaza del punto A al punto B en el espacio-tiempo (o del punto A’ al punto B’, donde A’ se encuentra en un momento posterior a A), sigue una trayectoria que se curva hacia sí misma, de modo que su posición inicial se encuentra dentro de su posición final después de seguir dicha trayectoria durante un tiempo cualquiera:

La convención de utilizar una caja con ejes etiquetados como x, y y z para describir el universo es útil.

Cada punto del espacio puede describirse como una coordenada x, y y z.

Bien, digamos que estás en una caja y que hay otras dos cajas. Una está a tu derecha y la otra está directamente encima de ti. No puedes verlas porque todas están dentro de una gran caja cerrada por todos sus lados. Estas tres cajas corresponden a las tres dimensiones espaciales del universo: longitud (x), anchura (y) y altura (z).

Ahora imagínate en este pequeño universo que está completamente encerrado por estas paredes. La única forma de salir es a través de una puerta de salida situada en cada esquina de la pared central, lo que significa que tienes cuatro direcciones posibles: norte-este-sur-oeste o arriba-abajo-izquierda-derecha.

Resulta que toda esta información sobre el funcionamiento de nuestro universo puede expresarse con números como «2 metros de largo» o «3 metros de alto». La convención de utilizar una caja con ejes etiquetados como x, y y z para describir el universo es útil porque cada punto del espacio puede describirse como una coordenada x, y y z – ¡pero lo más importante es que nos ayuda a entender cómo funciona realmente todo lo que nos rodea!

En el mundo real, las cosas no son siempre tan claras.

El espacio no es realmente plano. En realidad es curvo. Moverse a lo largo de lo que parece ser una trayectoria recta en él, en realidad te mueve a lo largo de una trayectoria curva en el espacio-tiempo. Así es como funciona la gravedad.

Así es. En el mundo real, las cosas no son siempre tan claras. El espacio no es realmente plano. En realidad es curvo. Moverse a lo largo de lo que parece ser un camino recto en él, en realidad te mueve a lo largo de un camino curvo en el espacio-tiempo. Así es como funciona la gravedad.

La gravedad es una fuerza que atrae a los objetos entre sí[1]. La gravedad está causada por la curvatura del espacio-tiempo[2]. Si estuvieras de pie en la Tierra y lanzaras una pelota al aire, volvería a caer porque la Tierra tiene gravedad y su atracción gravitatoria hace que los objetos se muevan hacia ella[3]. Si pudieras ver todo desde arriba de tu cabeza con una visión perfecta (como Superman), entonces todos nosotros apareceríamos como puntos moviéndose en la superficie de la Tierra mientras hacemos nuestra vida diaria[4].

Es útil pensar en el universo como una caja con tres ejes porque nuestros cerebros están conectados de esa manera y porque es un modelo útil de cómo funcionan realmente las cosas en el universo.

Es útil pensar en el universo como una caja con tres ejes porque nuestros cerebros están conectados de esa manera y porque es un modelo útil de cómo funcionan realmente las cosas en el universo. Las tres dimensiones espaciales que conocemos son arriba/abajo, izquierda/derecha y adelante/atrás. La convención de utilizar una caja con ejes etiquetados como x, y y z para describir el universo es también bastante intuitiva, ya que vivimos en un objeto (la Tierra) que tiene una disposición similar: La Tierra tiene una forma alargada con una longitud a lo largo de su eje y una anchura a lo largo de su ecuador.

Las tres dimensiones espaciales que conocemos son arriba/abajo, izquierda/derecha y adelante/atrás.

Enhorabuena. Ya has aprendido las tres dimensiones espaciales del universo. Son arriba/abajo, izquierda/derecha y adelante/atrás. Corresponden a las tres dimensiones del espacio tridimensional en el que vivimos. Es útil visualizar esta caja con ejes, ya que te facilitará la comprensión del funcionamiento de la gravedad.

El espacio que nos rodea no es plano, sino que está curvado como una esfera o una silla de montar (ver imagen). Esto significa que si pudiéramos viajar lo suficientemente lejos de la superficie de la Tierra, ¡acabaríamos cayendo en otra dimensión!

Conclusión

Las tres dimensiones espaciales que conocemos son arriba/abajo, izquierda/derecha y adelante/atrás.

Deja un comentario