Criptografía

 

La criptografía, es la técnica que se encarga de buscar los mecanismos para que el intercambio de información se produzca de una manera segura, a fin de evitar que terceras personas puedan acceder o alterar datos valiosos que pudieran servir para perjudicar.

 

La criptografía informática funciona mediante el uso de cifras y códigos basados en algoritmos, los cuales aumentan la complejidad y permite escribir datos confidenciales que circulan por internet.

 

Todo esto permite autenticar las identidades de usuarios, así como todas las acciones que se pueden realizar vía online.

 

Características de la criptografía

Entre las características que aporta el uso de la criptografía informática, podemos señalar:

 

La seguridad y la privacidad

El uso de la tecnología criptográfica es fundamental para mantener la seguridad y privacidad de los datos que manejamos, evitando así la fuga de información confidencial, la cual solo estará accesible para quienes estén debidamente autorizados.

 

Integridad de la información

La aplicación de criptografías asegura la preservación íntegra de nuestros datos, por lo que cualquier modificación que se pueda hacer a la información, deberá estar autorizada solo por nosotros, por lo que no se puede alterar de forma accidental o intencional.

 

Disponibilidad

La criptografía de claves nos permitirá acceder de forma segura a toda la información que requiramos y en el momento que lo necesitemos.

 

Vinculación

Tanto el emisor como el receptor, podrán vincular la información o la transacción, por lo que ninguno de los dos podrá negar la participación en el proceso.

 

Autenticación del usuario

El sistema de criptografía se encarga de solicitar la verificación del usuario, con el fin demostrar su identidad cuando pretenda acceder a la información.

 

Tipos de criptografía avanzada

Para evitar que extraños accedan a la información, se utilizan 3 tipos de criptografía: la asimétrica de clave pública, la cual genera una función criptográfica, y la simétrica de clave privada para cifrar y descifrar la información, y la híbrida que es una mezcla de las dos anteriores.

 

Veamos ahora en qué consisten cada uno de estos métodos criptográficos avanzados:

 

Criptografía simétrica

Su origen se remonta a la antigüedad y se basa en la utilización de una sola clave secreta para cifrar y descifrar información.

 

Esta clave debe ser conocida por el emisor y el receptor, por lo que es muy fácil de vulnerar, ya que puede ser interceptada por un tercero.

 

Con el método criptográfico simétrico, la seguridad está puesta en la clave y no en el algoritmo, por lo que se requiere de una clave muy difícil de adivinar.

 

Pero, hay que tener en cuenta que los ordenadores de hoy en día, pueden descifrar estos códigos con bastante rapidez.

 

Criptografía asimétrica

Es un sistema criptográfico en el cual se crean dos claves y con las que se puede compartir la información de forma segura.

 

Para ello, se requiere que tanto el emisor como el receptor, utilicen una criptografía asimétrica con un mismo algoritmo definido.

 

Este mecanismo asimétrico es tan seguro, que es muy utilizado por la mayoría de los sitios alojados en internet, como los bancos, las redes sociales, los servicios de correo electrónico, entre otros. ¡Cada llave es generada por el usuario y será exclusiva!

Criptografía híbrida

Es el mecanismo criptográfico que utiliza tanto la criptografía simétrica como la asimétrica. Su implementación brinda un toque extra de seguridad, pero no implica que sea mucho más seguro que los dos métodos explicados anteriormente.

 

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario